La OCU responde a Sanidad sobre las cremas solares: «Da una de cal y otra de arena. Es decepcionante»

La organización de consumidores protesta porque la Agencia de Salud del Medicamento haya tomado una decisión que en parte avala a la industria cosmética y farmacéutica

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Después de que ayer el Ministerio de Sanidad avalase la versión de la organización de consumidores y usuarios (OCU) y también de la industria sobre protectores solares, la OCU reconoce que su estudio era correcto y sigue la normativa vigente, pero también da la razón a los fabricantes de los productos que la organización denunciaba, cuestionando las normas ISO de análisis, arrojando dudas sobre todas las empresas del sector y sembrando desconcierto e indefensión entre los consumidores.

La resolución de la Agencia de Salud del Medicamento (AEMPS) tras la denuncia de OCU da una de cal y otra de arena: AEMPS afirma que el estudio de OCU, en el que se han seguido las normas ISO sobre SPF y UVA, es correcto… pero que no hay incumplimiento en los protectores denunciados por OCU por no alcanzar el SPF anunciado, ISDIN Transparent Pediatrics SPF 50+ , y en menor medida, Babaria Solar Infantil Spray Protector SPF 50 +: según indica AEMPS no hay evidencias de que presenten riesgo para la salud y no se van a retirar.

No aclara las cosas

Que el uso de estos productos no presenten riesgos es una muy buena noticia para los usuarios.

Recordamos que desde OCU, con nuestros análisis comparativos objetivos e independientes, no ganamos nada valorando de una manera u otra a los productos. Lo que queremos es que ganen los consumidores. En aplicación de las normas vigentes, correctas y correctamente aplicadas, el SPF del producto en cuestión era muy inferior al anunciado, algo a nuestro juicio grave en un producto de las características de un protector solar. Por eso nuestra reacción no podría ser otra que la que ha sido: pedir a la AEMPS que realizase las comprobaciones oportunas y, si se comprobaba el riesgo, retirase este producto del mercado.

Ahora, AEMPS ha evaluado la situación y asegura que no existe riesgo, y por eso no toma más medidas sobre este producto. Se reconoce la validez de los análisis llevados a cabo por OCU, y también los de los fabricantes, y achaca a variabilidad de la metodología los resultados tan dispares.

Esta conclusión cuestiona las normas y deja indefensos a los usuarios: ¿por qué los protectores ISDIN Transparent Pediatrics SPF 50+ y Babaria no cumplen las normas aprobadas en toda Europa? Si esas normas no son válidas, ¿por qué son las vigentes? ¿Por qué los otros productos sí cumplen con lo que dicen en su etiquetado? ¿De donde sale esas normas tan controvertidas?

Normas ISO sobre protección solar

La Comisión Europea, en su Commission Recommendation on the efficacy of sunscreen Products and the claims made relating thereto, en 2006, expresa la necesidad de que haya test que permitan la reproducibilidad y comparabilidad de la protección mínima recomendada frente a la radiación UVB y para ello establece el empleo del International Sun Protection Factor Test Method, actualizado y aceptado por la industria europea, japonesa, estadounidense y sudafricana.

Ese mismo año 2006, la Comisión Europea emitió un mandato de estandarización sobre productos de protección solar dirigida al CEN (Comité Europeo de Estandarización): las normas ISO sobre SPF (ISO 24444) y UVA (ISO24443) se desarrollaron en 2010 y 2012.

Estos estándares ISO han sido apoyados por la industria y la patronal del sector en Europa, por ejemplo por Cosmetics Europe, la organización europea de fabricantes de productos cosméticos (de la que forma parte la española Stanpa), que insiste en la idoneidad de los métodos recogidos en las normas ISO para medir el factor de protección solar (SPF), la protección frente a los rayos UVA y la resistencia al agua de los protectores solares.

Estas son las normas vigentes, con una metodología clara, que es la que han seguido OCU y las demás organizaciones del ICRT en sus análisis comparativos. Y las que respetan las decenas de fabricantes de protectores solares que sacan a la venta cada año sus productos y que salen bien parados de las pruebas: desde Garnier Delial, a Vichy, Nivea, La Roche Posay, Biotherm, Eucerin o Avène...

Insatisfactoria para los consumidores

Desde OCU, lamentamos la postura de AEMPS, que no defiende los derechos de los consumidores. Su resolución pone en entredicho la seguridad de todos los productos de protección solar, puesto que las mismas normas que cuestiona son las que utilizan todas las empresas del sector y son las recomendadas por las patronales a nivel europeo y nacional.

Por eso, OCU critica la decepcionante reacción del Ministerio de Sanidad:

AEMPS no ha realizado ningún análisis que contradiga los realizados por OCU que, reiteramos, afirma que son correctos.

AEMPS se limita a dar por buenos los argumentos expuestos por la empresa ISDIN cuestionando las normas ISO que regulan las pruebas de los factores de protección solar, unas pruebas que, reiteramos, vienen de la Comisión Europea y han sido apoyadas por la industria.

AEMPS se basa en que la norma permite una gran variabilidad en los resultados de los análisis. Desde OCU, insistimos: si la norma no es adecuada, ¿por qué se sigue aplicando?

AEMPS da por buenas afirmaciones de los que cuestionan las vigentes normas ISO para determinar el SPF, normas usadas por todas las empresas del sector. Así pues, ¿tampoco son válidos los análisis que las demás empresas hacen, con la misma metodología, para determinar el SPF de sus productos? ?No pueden fiarse los usuarios?

Normas, ¿para algunos?

En OCU insistimos: nuestro objetivo es la seguridad de los usuarios. En nuestro análisis comparativo medimos la protección de productos solares en spray, en su mayoría formatos novedosos, algunos transparentes, otros no… pero casi todos tenían algo en común: cumplían lo anunciado en su etiquetado sobre el SPF, solo ISDIN quedaba de una manera tan evidente por debajo de lo anunciado (también Babaria aunque por mucho menos). A nuestro juicio, las cosas siguen sin estar nada claras.

Nosotros hacemos públicos los resultados de nuestros análisis comparativos, con nuestros informes correctos según AEMPS, siguiendo las normas. Desde OCU informamos, pedimos a AEMPS que actúe... y a partir de ahí ya son los consumidores quienes pueden elegir el protector que mejor les convenga. De hecho, OCU facilita un link para comparar los protectores solares.