La Religión seguirá contando para pasar de curso en Secundaria

La enseñanza de la Religión en Secundaria Obligatoria (alumnos de entre 12 y 16 años) será evaluable y computable -salvo en contadas excepciones- y los alumnos que no la cursen recibirán de los

MILAGROS ASENJO. MADRID
Actualizado:

La enseñanza de la Religión en Secundaria Obligatoria (alumnos de entre 12 y 16 años) será evaluable y computable -salvo en contadas excepciones- y los alumnos que no la cursen recibirán de los centros la «adecuada atención educativa», según el borrador de decreto de enseñanzas mínimas de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), al que ha tenido acceso ABC.

En palabras del secretario general de Educación, Alejandro Tiana, esto significa que «la Religión contará como cualquier otra asignatura para pasar de curso». El proyecto deja en manos de los centros el diseño de la atención educativa, que como la religión deberá estar dentro del horario escolar.

La ley de Educación (LOE) establece que en Secundaria los alumnos repetirán curso con tres o más asignaturas pendientes, aunque excepcionalmente podrán promocionar de curso con tres suspensos. La normativa vigente, uno de los pocos aspectos de la Ley de Calidad que se han aplicado, también obliga a repetir con tres pendientes.

Becas y Selectividad

Además, el borrador de mínimos contiene como importante novedad la creación de una versión laica para la asignatura de Religión, bajo el epígrafe de historia y cultura de las religiones.

Así, el Gobierno propone que los padres o tutores que pidan para sus hijos enseñanza de religión «podrán elegir entre las de religión católica, las de aquellas otras confesiones religiosas con las que el Estado tenga suscritos acuerdos internacionales o de cooperación en materia educativa, en los términos recogidos en los mismos, o la enseñanza de historia y cultura de las religiones».

El proyecto determina que la evaluación de la Religión católica y de historia y cultura de las religiones «se realizará en los mismos términos y con los mimos efectos que las otras materias de la etapa». Las calificaciones no computarán en becas o Selectividad, por ejemplo, o cuando se trate de procesos de selección mediante la nota media. Sin embargo, sí lo harán para pasar de curso.

Con ello, el Ministerio considera que se respetan los acuerdos entre la Iglesia y el Estado y se respetan los derechos de todos.

Fuentes de la Conferencia Episcopal declinaron «opinar sobre borradores» y resaltaron su disposición por dar a la Religión «el espacio y la relevancia que merece», informa Jesús Bastante.

Por otra parte, el borrador de mínimos de Educación para la Ciudadanía ha suavizado los aspectos más polémicos de textos anteriores en relación con las cuestiones que, en opinión de algunos sectores, invadían el ámbito de la moral.

De acuerdo con la nueva propuesta, el estudio de la familia se ajustará a la Constitución. En concreto, el epígrafe «La familia y sus tipos» cambia por «La familia en el marco de la Constitución Española». La nueva redacción hace hincapié en el respeto a las diferencias y en la no discriminación.

FABIÁN SIMÓN

Una clase del colegio de los Maristas de Zaragoza