AFP

Reino Unido es el país donde más creció la población con nacionalidad española pese al Brexit

El número de españoles que residen en el extranjero es el más alto de la última década

MadridActualizado:

La población con nacionalidad española que reside fuera de nuestras fronteras creció durante 2018 pero a un ritmo menor con respecto a años anteriores. A 1 de enero de 2019, nuestro país contaba con 2.545.729 millones de personas viviendo en el extranjero, un 2,5 por ciento más que un año antes (63.000). Se trata además de la cifra más alta desde 2009, según los datos del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE), publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El perfil de los ciudadanos que viven fuera de España son en su mayoría inmigrantes que han obtenido la nacionalidad española (58,6%) y ahora residen en el país en el que han nacido, en su gran mayoría en América. Además en el 62,6 por ciento de los casos se trata de población en edad laboral –entre los 16 y los 64 años–.

Dos de cada tres, inmigrantes

De hecho dos de cada tres nuevas inscripciones en los padrones de los consulados en el extranjero durante 2018 correspondieron a personas nacidas fuera de España. Los ciudadanos nacidos dentro del territorio español que residen fuera son apenas 820.317 personas (32,2% del total).

«Muchas de estas personas llegaron a España durante el boom económico pero tras la crisis han decidido retornar a sus países de origen. Entre medias han adquirido la nacionalidad española y han optado por inscribirse con la nacionalidad española en los registros de los consulados españoles de sus respectivos países de origen porque les puede interesar por beneficios de diversos tipos», explica Diego Ramiro, director del Instituto de Economía, Geografía y Demografía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

En los últimos diez años el número de ciudadanos con nacionalidad española en el extranjero ha pasado de los 1,5 millones en 2009 a los 2,5 millones a 1 de enero de 2019. El aumento se ha debido sobre todo a la salida de la población inmigrante. «El ritmo de este crecimiento, sin embargo, se desacelera. El año pasado la población española residente en el extranjero había aumentado un 3,2 por ciento, pero este año creció solo un 2,5 por ciento», indicó Ramiro. Entre las razones de esa desaceleración puede estar en la mejoría de la situación económica.

La mayoría en Reino Unido

El número de ciudadanos nacidos en España que viven fuera de nuestro país, sin embargo, es mucho menor. A 1 de enero de 2019 son 820.317 personas (32,2% del total). La mayoría se encuentran en Europa (50%), repartidos entre Reino Unido, Francia y Alemania.

De hecho, en números absolutos, los mayores crecimientos de población española se registraron en Reino Unido con un aumento del 8,8 por ciento con respecto al año anterior (11.316 personas más). «Por ahora no parece influir el tema del Brexit», señalaron ayer desde el Instituto Nacional de Estadística a Ep. Le sigue Estados Unidos (9.741) y Francia (9.412).

La cifra de la población nacida en España residente en el extranjero también ha crecido desde el inicio de la recesión al pasar desde los 633.750 en 2009 a los 820.317 diez años después. Con respecto al año pasado el número de españoles nacidos en España residiendo en el extranjero había aumentado en 10.241, cinco mil personas menos que el año anterior.

Según Rafael Puyol, director del Observatorio de Demografía y Diversidad Generacional de la Fundación Instituto Empresa (IE) en este grupo también hay que incluir a los hijos nacidos en España de los inmigrantes nacionalizados. «Por lo tanto deberíamos hablar de un retorno familiar a los países de origen», comenta.

Para Puyol, muchos de los ciudadanos nacidos en España que hoy viven fuera de nuestras fronteras además «son antiguos inmigrantes». «Eso explica que las colonias más numerosas de españoles se encuentren en Alemania, Francia o Suiza», indica.

Este demógrafo considera además que la fuga de talento es cada vez menor tras la crisis económica. «Siguen saliendo personas cualificadas. Ingenieros a Alemania o médicos a Reino Unido pero en un número menor», subraya.

Menos en Venezuela

Por el contrario, el Instituto Nacional de Estadística destaca la variación registrada en Venezuela, con 15.340 inscritos menos de ciudadanos con nacionalidad española respecto a los datos de 1 de enero de 2018. Este país lleva experimentando descensos de población española en los últimos dos años.

El demógrafo del CSIC, Diego Ramiro advirtió ayer de que el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero refleja un número a la baja del movimiento migratorio real. «Probablemente el número sea ligeramente superior si compararan las estadísticas entre las de España y el país de residencia», explica.