El astronauta Massimino trabaja en el Hubble. /Ap
El astronauta Massimino trabaja en el Hubble. /Ap

Reemplazan con éxito el sistema de dirección del Hubble

REUTERS / EP |
NUEVA YORKActualizado:

Los astronautas del transbordador Atlantis reemplazaron ayer con éxito prácticamente completo los seis giroscopios del telescopio espacial Hubble que permitirán que éste mantenga una posición de visión fija en galaxias localizadas a enormes distancias.

El cambio de este sistema era el principal objetivo de la misión, de once días, y la NASA espera que estas mejoras mantengan al Hubble operativo al menos hasta 2014, de tal forma que trabaje de forma conjunta con su sustituto, el telescopio James Webb.

No obstante, los astronautas Michael Massimino y Michael Goodlos no lograron cambiar completamente los giroscopios, ya que uno de los seis grupos quedó simplemente restaurado y no reemplazado. Las nuevas maquinarias están diseñados para evitar la corrosión, por lo que la NASA vigilará con lupa cualquier futuro desperfecto del equipo que no se pudo sustituir.

"Un diseño más viejo"

El portavoz del Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial en Baltimore, Ray Villard, ha señalado en este sentido que uno de los seis giroscopios simplemente "es un diseño más viejo". Además, sólo hacen falta tres de estos sistemas para que el Hubble permanezca fijo observando cuerpos situados a 320 kilómetros de distancia de una manera precisa.

Durante el paseo espacial de ayer, el octavo más largo de la historia al durar unas ocho horas, Massimino y Good reemplazaron también tres de las baterías del Hubble. El próximo lunes, el equipo del Atlantis intentará sustituir las tres baterías restantes