José Carlos Gómez Villamandos
José Carlos Gómez Villamandos - VALERIO MERINO

El rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos, nuevo presidente de la Crue

La organización que reúne a los rectores de España se reunirá a partir de las 15 horas de este jueves para votar en su Asamblea General la única candidatura para presidente: el actual rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos, también actual presidente de Crue-I+D+i

MADRIDActualizado:

Ya está todo prácticamente listo para que Crue Universidades Españolas tenga nuevo presidente. El principal interlocutor de las universidades con el gobierno central (con 50 instituciones públicas y 26 privadas) reunirá a sus rectores a partir de las 15 horas de este jueves para votar en su Asamblea General la única candidatura para presidente: el actual rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos, también actual presidente de la Comisión Sectorial Crue-I+D+i.

Rector de la Universidad de Córdoba desde el 12 de junio de 2014, Villamandos es catedrático del Departamento de Anatomía y Anatomía Patológica Comparadas. También es diplomado por el European College of Veterinary Pathologist (1998) y diplomado en Alta Dirección de Universidades (CRUE-Catedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria).

En la universidad también ha desempeñados los cargos de vicerrector de Estudios de Postgrado y Formación Continua (2006-2014), director del Secretariado de Infraestructura para la Investigación (2001-2006) y director del Servicio Central de Apoyo a la Investigación (SCAI) (1999-2001). Su vínculo con la investigación también se extiende a Andalucía ya que en septiembre de 2014 fue elegido presidente de la sectorial de I+D+i de la Asociación de las Universidades Públicas de Andalucía. Además, ha participado en proyectos de investigación de la Unión Europea, del Plan Nacional de I+D y de la Junta de Andalucía relacionados con el estudio de la patogenia de las respuestas inmune e inflamatoria en las enfermedades víricas.

También ha sido secretario de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Las Palmas (1989).

Le sucede en el cargo de presidente de la Crue a Roberto Fernández, rector de la Universidad de Lérida. Fernández no puede renovar su presidencia porque el próximo mes de junio también dejará de ser rector (ha concluido dos mandatos) y los estatutos de la Crue señalan que la presidencia solo puede ser ejercida por un rector.

Fernández deja a Villamandos concluir un camino que él ya trazó desde el inicio en su presidencia: la ley de universidades. Esta ha sido presentada en el Congreso de los Diputados y cuenta con el compromiso de todos los agentes sociales. Con ella, se pretende hacer un nuevo corpus legal que modifique el sistema universitario en su conjunto en lugar de llevar a cabo reformas parciales, explicó a ABC Roberto Fernández en su última entrevista como presidente. «Hay una tentación por modificar el sistema universitario con reformas parciales pero que no se pueden llevar a cabo porque la universidad es un todo, hay que hacer un nuevo corpus legal para dar más flexibilidad, más autonomía, pero también, que haya mayor rendición de cuentas», explicó.

En cuanto a la exigencia de mayor autonomía, Fernández especificó que «un rector no pone el precio de la matrícula ni de la docencia, no determina los estudios ni la política de personal. La autonomía universitaria es pequeña». En cuanto a la rendición de cuentas, apuntó a la necesidad de que «anulamente los rectores pasen por los parlamentos autonómicos para explicar las políticas y resultados universitarios».

Otros retos para el nuevo presidente han sido ya expuesto por la Crue en su agenda política o en su decálogo dirigido a los partidos políticos para mejorar la Educación Superior con motivo de las elecciones del pasado 28 de abril. Entre ellos, se cuentan la revisión de las «graves consecuencias económicas que puede suponer para las universidades el recién aprobado Estatuto del Personal Investigador en Formación», o la nueva normativa sobre cotización de prácticas académicas externas y becas de colaboración «para evitar a las universidades un coste inasumible y una disminución en el número de prácticas ofertadas por empresas e instituciones». La Crue también propone la creación de un estatuto del Personal Docente Investigador (PDI) «que incentive la carrera investigadora».