La socióloga María Luz Morán Calvo Sotelo sucederá a Lora-Tamayo como rectora de la UIMP

El rector de la UIMP cede a las presiones del Gobierno y dimite para facilitar su relevo. Es la primera vez que se fuerza la dimisión de un rector tras un cambio en el Ejecutivo

MADRIDActualizado:

Emilio Lora-Tamayo no ha querido prolongar su agonía al frente de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). Este viernes por la mañana ha registrado en el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades su carta de dimisión, dirigida al ministro Pedro Duque, según ha podido saber ABC. Pasará a la historia de la institución académica como su rector más fugaz y no por problemas en su gestión, sino por haber sido elegido por el Gobierno del PP y no ser mujer, como explicó el propio Lora-Tamayo en una entrevista a ABC.

Es la primera vez que se fuerza la dimisión de un rector de la UIMP tras un cambio de Ejecutivo. A lo largo de la historia de esta institución han convivido rectores nombrados por el PP en gobiernos socialistas y viceversa. Lora-Tamayo será la excepción.

Para no perjudicar a la Universidad

Universidades propuso su destitución a principios de este mes, apenas un año después de su nombramiento. El rector de la UIMP rechazó en un principio presentar su dimisión, pero ha decidido tirar la toalla después de que el Ministerio decidiera renovar el Patronato que regula la UIMP. Con estos nuevos miembros, Lora-Tamayo ya no gozaba de la confianza del Patronato. Sin este apoyo y sin los recursos del Ministerio, la gobernanza de la Menéndez Pelayo se hace insostenible. Por eso Lora-Tamayo ha decidido dar un paso atrás para no perjudicar a la Universidad.

El todavía rector ha presentado su dimisión en una carta enviada al ministro Pedro Duque y a los miembros del Patronato de la UIMP, que recientemente respaldaron su gestión, pese a dejarle la puerta abierta a su renuncia.

La hija del ministro Morán, posible sustituta

Ahora el Ministerio de Ciencia debe acelerar el relevo. La elección de rector en al UIMP es peculiar. En las universidades públicas españolas se lige con el voto ponderado de la comunidad educativa (profesores, alumnos, personal administrativo...). La Menéndez Pelayo es una excepción y depende directamente del Ministerio porque su estructura es más pequeña y los alumnos son estudiantes de paso y solo participan en cursos de verano. El mecanismo es otro: el Patronato de la Universidad suele proponer al Ministerio su candidato y es el ministro quien eleva al Consejo de Ministros el nombre para su nombramiento para un cargo de cuatro años que puede prorrogarse.

Aún no se sabe a quién se propondrá como rector, aunque todo parece apuntar a que será rectora. El Gobierno quiere ser consecuente con su política de Igualdad y favorecer la llegada de mujeres a puestos de dirección y altos cargos. Uno de los nombres que más suena para sustituir al catedrático de Electrónica es el de Mari Luz Morán Calvo-Sotelo, doctora en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid. Morán es hija de Fernando Morán, diplomático y ministro de Asuntos Exteriores en el primer gobierno socialista presidido por Felipe González.