Las asociaciones denuncian los recortes  en la prevención y atención del sida
Memorial a las victimas del sida en la Puerta de Alcalá de Madrid - efe

Las asociaciones denuncian los recortes en la prevención y atención del sida

Los datos de incidencia del VIH en España alcanzan ya los 150.000 casos, produciéndose 4.000 nuevos cada año

madrid Actualizado:

Las asociaciones contra el VIH denuncian que los recortes presupuestarios establecidos suponen "un paso atrás" en la prevención y atención del virus. CESIDA, FUNSIDA y REDVIH, con el apoyo de la Alianza General de Pacientes (AGP), consideran que se está produciendo una "vulneración de los derechos fundamentales de los pacientes con sida en atención sanitaria y asistencial".

Los datos de incidencia del sida en España alcanzan ya los 150.000 casos, produciéndose 4.000 nuevos cada año. Por ello, estas organizaciones consideran "clave" la prevención para que las cifras no se incrementen. CESIDA, FUNSIDA, REDVIH y la AGP reclaman un tratamiento precoz, puesto que "el 30 por ciento de la población está infectada y no lo sabe".

Tras cumplirse tres décadas desde que se produjo el primer diagnóstico de sida y con motivo de la celebración este jueves 1 de diciembre del Día Mundial de esta enfermedad, estas plataformas se han unido para presentar un manifiesto de denuncia. Según el documento, la crisis está afectando negativamente al cuidado de estos pacientes.

Peligran los planes autonómicos

Los recortes presupuestarios en materia de sanidad que se están produciendo en algunas comunidades autónomas son "preocupantes" para el miembro de la Comisión Ejecutiva de CESIDA y presidente de OMSIDA, Juan Ramón Barrios. "En algunas comunidades el plan autonómico delSIDA prácticamente ha desaparecido". Además, Barrios aprovecha para poner de manifiesto que "se vulneran con demasiada frecuencia los derechos de personas que padecen la enfermedad".

Para el representante de CESIDA "las compañías de seguros lo hacen con mucha frecuencia". Las asociaciones firmantes del manifiesto hacen un llamamiento para que las personas que han tenido prácticas sexuales de riesgo se hagan las pruebas. "Son anónimas, gratuitas y confidenciales", explica Barrios.