Imagen del Hospital Son Espases de Mallorca
Imagen del Hospital Son Espases de Mallorca - WIKIPEDIA

Recibe el alta la niña de tres años que ingirió «éxtasis» en Ibiza de forma accidental

La menor había ingresado el jueves en el hospital en estado crítico, pero su evolución fue constante y satisfactoria a lo largo del fin de semana

Palma de MallorcaActualizado:

La niña de tres años de edad y nacionalidad rusa que tuvo que ser hospitalizada el pasado jueves tras haber ingerido de forma accidental una pastilla de metilendioximetanfetamina —«éxtasis»— en un parque de Ibiza, ha recibido el alta en las últimas horas, según han informado este lunes fuentes oficiales del Servicio de Salud de Ibiza y Formentera.

Cabe recordar que el citado suceso ocurrió en la mañana del jueves en el municipio ibicenco de Santa Eulària, en concreto en el parque infantil del Puig d'en Valls. La madre de la menor se encontraba en dicho parque con sus tres hijos, cuando vio que su hija pequeña tenía algo en la boca —luego se supo que era «éxtasis»— y que empezaba a sentirse mal.

De inmediato, la menor fue trasladada al Hospital de Can Misses de Ibiza, en donde fue atendida en un primer momento y pudo ser estabilizada. Con posterioridad, se produjo su traslado en helicóptero al Hospital de Son Espases de Palma en torno a las ocho de la noche del mismo jueves, quedando ingresada en la UCI de Pediatría en estado crítico. La evolución de la niña fue favorable ya a partir del viernes, por lo que este fin de semana había pasado ya a planta.

Reacción del consistorio

A raíz de lo ocurrido, el Ayuntamiento de Santa Eulària emitió el viernes por la tarde una nota en la que señalaba que «lo primero de todo que queremos hacer es desear el restablecimiento total de la pequeña, el hecho más importante y la preocupación más relevante para nosotros en estos momentos».

La nota añadía que la Policía Local del municipio extremaría a partir de ahora la vigilancia en el mencionado parque para «descubrir e impedir cualquier práctica ilegal que pueda resultar peligrosa para los ciudadanos, especialmente para los más pequeños». El Ayuntamiento de Santa Eulària concluía su comunicado indicando que «aunque lo ocurrido haya podido ser un accidente totalmente fortuito, pondremos todos los medios necesarios para que no pueda volver a ocurrir».

Por su parte, tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional actúan desde hace años en Ibiza para evitar el posible tráfico de estupefacientes o la venta de cualquier tipo de drogas. En ese sentido, son habituales en la isla pitiusa los decomisos y las detenciones de presuntos narcotraficantes.