Rajoy anuncia más controles de alcohol y velocidad en las carreteras

MADRID. ABC
Actualizado:

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Mariano Rajoy, anunció ayer en el Congreso un incremento de los controles de velocidad y de alcoholemia dentro de una batería de medidas para luchar contra la siniestralidad en las carreteras que incluye, además, un aumento de la plantilla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil hasta alcanzar los 10.000 agentes en 2004. Rajoy, que respondía así a una interpelación del PSOE sobre medidas para reducir los accidentes en la red viaria, compartió la preocupación de los socialistas por la «gravedad de este problema», pero precisó, una vez más, que no existen soluciones «fáciles ni inmediatas».

Tras recordar que en la seguridad vial confluyen varios factores, como la vía, el vehículo y el factor humano, Rajoy explicó que en los últimos años hubo un descenso en el número de accidentes mortales, ya que mientras en 1991 fallecieron 5.744 personas en las carreteras, en el año 2000 la cifra fue de 4.295. A su juicio, este descenso es «muy significativo» porque en España se ha producido con más «rapidez» que en otros países, a pesar de que el parque de vehículos ha crecido un 50 por ciento en la última década.

«PUNTOS NEGROS»

Entre las medidas previstas por el Gobierno en materia de infraestructuras, citó los 2,6 billones de pesetas de inversión en autovías hasta el año 2010, los 1,3 billones en actuaciones en el medio urbano y los 300.000 millones para acondicionamiento de vías.Además, se han previsto 107 actuaciones para eliminar «puntos negros», de las que cincuenta se llevarán a cabo este año, y la DGT invertirá 348 millones en tramos y puntos peligrosos.

En materia normativa, se refirió a la reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, que tramitan las Cortes, de la que destacó la posibilidad de sustituir parte de las multas por medidas reeducadoras y la vuelta a la autoescuela o la realización de cursos de reciclaje para los conductores que acumulen infracciones graves o muy graves, sistema similar al «carné por puntos».

Destacó los esfuerzos que se llevarán a cabo para controlar el consumo de alcohol, una de las causas del 34,7 por ciento de los accidentes, y anunció que se utilizarán radares sobre trípodes y en cascada -instalados a lo largo de varios kilómetros de la misma carretera- para aumentar los controles de velocidad.