Imágenes de la detención facilitadas por la Policía Nacional - POLICÍA NACIONAL

¿Quién es Roger B.H., «el monstruo de Albox», que violó a familiares suyos durante 44 años?

Este individuo inglés, nacido en 1945, ha pasado a disposición judicial reclamado por la Justicia de Reino Unido por 53 delitos de abuso sexual cometidos sobre sus primos, hermanos y sobrinos, todos cuando tenían entre 5 y 16 años

Actualizado:

A Roger B.H. se le buscaba desde hace más de una década fuera de Reino Unido. Fuentes de la Policía Nacional confirman a ABC que se había refugiado en Albox, un pueblo de unos 11.000 habitantes de Almería, desde hacía «un tiempo». No precisan más. Se había domiciliado en este municipio, donde aprovechó la colonia de más de 3.000 ciudadanos británicos para que pasasen desapercibidos sus tibias nociones del español, así como su historial criminal con nada menos que 53 delitos de índole sexual cometidos en el seno de su familia. Comenzó por sus hermanos, en 1956, cuando el pederasta solo tenía 11 años de edad, y continuó por sus primos y sobrinos. Así, hasta ese volumen de agresiones y abusos sexuales cometidos con total impunidad durante 44 años: entre 1956 y 2000. Todas sus víctimas tenían entre 5 y 16 años en el momento de los hechos.

La Policía habla del «monstruo de Albox» como el mayor pederasta de habla inglesa del siglo; uno de los mayores de la historia. Agentes de la Policía Nacional pusieron fin hace unos días (aunque la noticia se dio a conocer ayer) a la llamada de alerta de la National Crime Agency (la NCA británica), aseguró la portavoz del Cuerpo, María Fernández.

Roger B. H. cumple 74 años este 2019. Las mismas fuentes policiales acreditan que nació en 1945, pero no aclaran en qué población británica, porque allí «hay todavía menores que deben ser protegidos». De hecho, la denuncia por la que estaba reclamado por la Justicia de Reino Unido comenzó con la confesión de un sobrino suyo. Y, pese a que sobre este depredador sexual pendía una orden europea de Detención y Entrega, la noticia no ha trascendido en la prensa inglesa, informa el corresponsal de ABC en Londres, Iván Alonso.

La vida en la colonia inglesa

El hermetismo también rodea la vicencia de Roger en el municipio almeriense de Albox. Al parecer, según las mismas fuentes, se la habría arrestado en las inmediaciones de su residencia cuando preparaba su «cambio de domicilio» a otro punto de Andalucía. La mudanza se debería a que no quería despertar sospechas entre sus compatriotas ni vecinos del pueblo. Pero Roger apenas hizo vida entre ellos. «Nos ha pillado con el pie cambiado. Hemos sabido de la existencia de este hombre en Albox por periódicos y televisiones. Hemos comentado aquí entre los compañeros y ninguno tiene constancia de haber visto a este anciano», comentan agentes de la comisaría de la Policía Local a ABC. Mientras, en los restaurantes frecuentados habitualmente por los numerosos ciudadanos británicos asentados en la localidad, como el Happy Garden, tampoco ponen rostro al peligroso individuo, que está a disposición judicial.

«Deberían haberle atrapado mucho antes» era una frase repetida ayer entre la ciudadanía de Albox. «Al tener 17 pedanías, esto está lleno de ingleses que se relacionan entre ellos y apenas interactúan con los residentes», señalan en el Consistorio.

La estrecha colaboración entre las Fuerzas del Orden de ambos países ha terminado en la última semana con dos temibles pederastas denunciados en Reino Unido y arrestados en suelo español. Así, el pasado 14 de marzo se detuvo en Benidorm a un pederasta que había abusado de sus dos hijastros, de 13 y 14 años, y al que se le imputan diez delitos contra la libertad sexual.