Una anciana recibe un regalo de Melchor, en la campaña de Mensajeros de la Paz del año pasado

«Queridos nietos Magos...»

Por tercer año consecutivo, Mensajeros de la Paz pone en marcha la campaña «Los mayores también creen en los Reyes Magos» para cumplir los sueños de miles de ancianos que se ven obligados a pasar solosla Navidad en residencias y hospitales de toda España

JESÚS BASTANTE
Actualizado:

MADRID. «Muy queridos y respetados Reyes Magos: yo tengo 70 años, soy viuda, y vivo sola desde hace doce años con una soledad tan grande que para mí, que era muy extrovertida, se convierte en una enfermedad. No tengo a nadie, estoy sola en este mundo; pasaré como ya hace 12 años la Nochebuena y demás fiestas, triste y sola; este año tengo el ánimo más por el suelo porque estoy en capilla de operarme de una rodilla y ya tengo operada la otra (...). Entrego dos juguetes para hacer felices a dos niños; me gustaría que ustedes, que son tan bondadosos, me pusieran de Reyes un peluche o una muñeca para ponerla en el sillón y me haga compañía; me hace tanta ilusión que alguien me regale algo... me veo tan niña en espíritu que me llenaría de alegría saber que existió ese día de Reyes Magos». Como Consuelo, miles de ancianos pasan estas entrañables fechas en la más absoluta soledad, sin amigos ni familia (los primeros han muerto, los segundos no aparecen), buena parte de ellos en hospitales, centros geriátricos y residencias para la tercera edad.

«Nadie se acuerda de esos abuelos en Navidad», subraya el padre Ángel García, presidente de Mensajeros de la Paz. Esta Asociación, por tercer año consecutivo, ha organizado la campaña «Los mayores también creen en los Reyes Magos», que la semana pasada fue presentada en Madrid por Ana Botella y Lina Morgan. ¿El objetivo? «Que nuestros mayores vean renacer esa ilusión que todos teníamos de niños por las Navidades. Que estas fechas no sean tiempo de lágrimas, sino de felicidad».

«Ayudantes especiales» de los Reyes

El pasado año, la campaña logró que cerca de 40.000 mayores de toda España recibieran su correspondiente regalo de Reyes, en buena medida gracias a los «ayudantes especiales» de los Magos de Oriente, que hicieron llegar regalos a la sede de la asociación (Plaza General Vara del Rey, 9 28005 de Madrid), o llamaron a la empresa de mensajería MRW (902 300 400), encargados de colaborar con los Reyes en la entrega de los presentes. «Hoy volvemos a necesitar a estos ayudantes», comentan desde Mensajeros de la Paz, puesto que la campaña está abierta hasta el 2 de enero. En esta ocasión, se pretende que más de 80.000 mayores tengan su regalo en la mañana de Reyes.

Los mayores, mientras tanto, escriben sus misivas. «En estos dos años -cuenta el padre Ángel, que estos días se ha trasladado a Tucumán para pasar la Navidad con los niños argentinos- hemos leído cartas muy emotivas, en las que los mayores hacían unas peticiones muy sencillas y entrañables, como esa muñeca que nunca pudieron tener, un bastón, unas zapatillas azules, conocer el mar por primera vez... Y es que resulta muy fácil poder hacer felices a nuestros mayores, que cuando éramos niños hacían de nuestra Navidad un momento inolvidable». No obstante, el regalo no significa más que «una imagen de lo que queremos conseguir: que la sociedad no olvide a esos ancianos de hoy que hicieron posible la ilusión de tantas mañanas de Reyes de ayer». «Los mayores también creen en los Reyes Magos», subraya el padre Ángel, quien recuerda que «debemos fomentar el acercamiento de todos a los mayores, sean familiares o no, a los que sabemos que se encuentran más solos o más necesitados: el abuelo, la tía lejana, un anciano del barrio, visitar en Navidades una residencia de ancianos, pasar un rato con los mayores que no tienen quién les visite...». Y es que no hay que olvidar, como siempre se encarga de indicar el fundador de Mensajeros de la Paz, «que todos seremos mayores alguna vez, si Dios quiere».

Junto a la recogida de regalos llevada a cabo por MRW y esta asociación, Diariomedico.com y los laboratorios Pfizer se han unido a esta campaña a través de la iniciativa «Christmas Solidario» « on line», una felicitación navideña en formato electrónico, accesible a todos en las páginas de la web www.diariomedico.com. El envío de las felicitaciones es gratuito, y por cada una de ellas, los laboratorios de Pfizer donarán un euro para la compra de regalos a los mayores.