Imagen de archivo
Imagen de archivo - FOTOLIA

Así puedes conservar los aguacates una vez abiertos

Cuando no se utiliza entero y se guarda, muchas veces comienza a perder su color natural y parte de su sabor

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Es uno de los «superalimentos» del momento, tanto por su sabor, como por sus propiedades, aunque sobre todo lo es por la cantidad de platos apetecibles que se pueden elaborar con él. Hablamos del aguacate. Sin embargo, su conservación no suele fácil, pues al dejarlo en la nevera cuando no se usa entero, suele adquirir un tono marrón que lo hace menos apetecible, así como perder un poco su sabor. Aquí te contamos varios trucos para evitarlo.

Lo primero que se debería hacer es guardarlo sin quitarle el hueso, pues va a ayudar a conservarlo. Pero también se puede mantener sin guardarlo en el frigorífico, para lo que se va a necesitar una cebolla roja. Hay que meter los trozos de cebolla en un recipiente cerrado, jutno al aguacate, lo que provocará que este conserve su frecura. Si el tiempo en el que se va a guardar no va a ser mucho también se puede conservar en un recipiente con agua fría.

Hay otra manera de mantenerlo, aunque implique un poco la pérdida de sabor. Consiste en echar un poco de zumo de limón sobre el aguacate, que por otra parte le dará también un sabor agradable. Del mismo modo, se puede untar aceite de oliva en el agucate pelado, que también ayudará a conservarlo.

Pero los métodos más sencillos y tradicionales siguen estando vigentes: por una parte, triturarlo para conseguir un delicioso guacamole que sirve de tentempié a cualquier hora del día. Por otro, el clásico envoltorio en papel del film, que ayudará a mantenerlo en buenas condiciones.