Resucitan pueblos con alternativas de ocio, cultura y tiempo libre
Una de las calles de Calatañazor, uno de los pueblos-escuela existentes en España - escuela-abioncillo

Resucitan pueblos con alternativas de ocio, cultura y tiempo libre

Sus últimos habitantes intentan recuperar artes y tradiciones casi desaparecidas, convirtiéndose en profesores y monitores de tiempo libre

a.f.vergara
madrid Actualizado:

Volver a los pueblos se ha convertido en una posibilidad que cada vez contemplan más personas. En algunos casos impulsadas por la situación económica, y la necesidad de buscar una nueva forma de vida. La casa familiar se ha convertido en un refugio, el regreso a otra forma de vida en la que el trabajo duro y la necesidad de «prescindir» de algunas comodidades se compensa con la posibilidad de «salir a flote» en medio de la crisis económica.

Pero no es la única posibilidad. Desde hace ya algunos años diversos impulsores de proyectos educativos y sociales han logrado la recuperación de localidades y aldeas abandonadas, que resurgen con proyectos como los pueblos-escuela y los albergues con actividades para el ocio y tiempo libre.

También las administraciones se han fijado en algunos «pueblos abandonados» de nuestra geografía para realizar en ellos programas educativos y de recuperación, que tienen como objetivo dar a conocer la riqueza y variedad del patrimonio natural y cultural, desarrollar hábitos de vida saludable, y dar a conocer diferentes posibilidades de aprovechamiento del tiempo libre.

Diferentes programas, alternativas y objetivos que tienen una finalidad en común, la de recuperar muchos asentamientos abandonados repartidos por todo nuestro territorio. Esta es una muestra de alguno de estos proyectos.

Abioncillo: un proyecto de innovación pedagógica a 30 kilómetros de Soria

En el año 1983 Abioncillo de Calañazor era una población casi abandonada a orillas del río Abión, a 30 kilómetros de Soria ya tansolo 3 del Parque Natural de Cuentona. En este paraje un prupo de profesores decidió poner en marcha un Pueblo Escuela, que a día de hoy cuenta con más de 3.000 metros cuadrados de instalaciones, con biblioteca, museo de ciencias naturales, laboratorio de fotografía, taller textil, de cerámica y de cestería.

El pueblo escuela ofrece la oportunidad de alojase en su albergue y de participar en sus diferentes programas. Entre las actividades destinadas a los niños, destacan los proyectos interdisciplinares, la educación ambiental, los itinerarios guiados, las estancias lingüísticas, las visitas culturales y los campamentos de verano.

O Viso: un proyecto para mantener el entorno natural de Lodoselo

En la localidad gallega de Lodoselo, en la provincia de Orense, nos encontramos con el Pueblo Escuela de O Viso, nacido con el objetivo de contribuir al mantenimiento y desarrollo del entorno natural y humano de esta población.

Los visitantes pueden alojarse en la que fue la casa rectoral, una

www.cdroviso.org
www.cdroviso.org

antigua casa de labranza habilitada ahora para un máximo de 40 personas. Entre las actividades que se proponen, destaca la posibilidad de hacer pan en el horno comunitario, labores de cestería y cuero, pintado de camisetas, modelado en barro, trabajos de herrería, el arte del hilado y los tapices.

Este pueblo cuenta además con muchas alternativas para los amantes de los deportes y el aire libre ya que pueden realizar recorridos y senderismo por rutas de plantas medicinales.

O viso suele ser visitado por colegios, movimientos infantiles y juveniles, familias o amigos. Los monitores y guías son los propios vecinos del pueblo.

Una particularidad de este «pueblo escuela» es que, a través el «Centro de Desenvolvemento Rural de O viso» y desde 1999, han puesto en funcionamiento un comedor social y lavandería en un edificio que también es utilizado como «vivienda comunitaria para mayores», con capacidad para 12 personas, y en la que los más ancianos del pueblo pueden alojarse y pasar gran parte del día. Además disponen de todo tipo de terapias y gimnasia de mantenimiento, entre otras actividades.

Red ibérica de ecoaldeas

Otro tipo de proyectos se agrupan bajo la denominada «red ibérica de ecoaldeas», en la que se incluyen diferentes tipos de agrupaciones sociales, culturales o educativas. Cada una de ellas con un objetivo y unas características particulares, pero con objetivos comunes, como el de crear modelos que integren el equilibrio entre lo ecológico, lo social, lo cultural, lo económico, lo tecnológico, lo politico y lo espiritual.

En su página web se puede acceder a toda la información, a las actividades y características particulares de cada uno de los pueblos integrados en esta red. Algunos de ellos acogen visitas turísticas, aunque otros exigen un mayor compromiso por parte de las personas que quieran integrarse en su comunidad de forma activa. Entre los pueblos que integran esta red podemos citar Arcadia en Gerona, Valdepiélagos en Madrid, Lakabe en Navarra, o, tal y como el nombre de la red nos avanza, pueblos y comunidades del vecino Portugal como Derramada, muy cerca del Algarbe.

Pueblos abandonados

Fuera de estas iniciativas, siempre puede uno mismo localizar uno de los pueblos abandonados –o casi- diseminados por la geografía española para intentar establecerse por su cuenta e iniciar una nueva «forma de vida».

Uno de los sitios de Internet que nos pueden ayudar en nuestra búsqueda es pueblosabandonados, donde nos podemos encontrar las localizaciones y fotografías de los pueblos más remotos de toda España. Pero no solo eso. También localidades que están en proceso de repoblación, su historia, y diversas ofertas tanto para adquirir alguna de las casas de estos «pueblos en venta», y ofertas como la posibilidad que se le brinda a una familia para hacerse con el único bar existente en una localidad.

Sin olvidarse de incluir un amplio listado de enlaces a foros, webs, libros y sitios de interés.