Proyecto Hombre: 25 años de lucha contra las drogas

Proyecto Hombre: 25 años de lucha contra las drogas

ISRAEL VIANA| MADRID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

A principios de la década de los 70, se comenzó a detectar en España un consumo incipiente de heroína. Aún no existía un mercado negro callejero y accesible, donde conseguir «caballo» fuera, como hoy en día, una tarea sencilla, al alcance de cualquiera, lo que reducía su consumo a determinados círculos selectos. Pero aquello cambió pronto: entre 1976 y 1977 se produjo un aumento considerable de heroinómanos España, pasando a ser, en la época de la transición y los primeros años 80, la droga más popular.

Aquella historia, tan reciente como delirante, hizo que un grupo de personas se unieran en los primeros días de agosto de 1984 para ofrecer una respuesta al problema de las drogas y la marginación en España. Nacía, en Madrid, el primer Centro de Proyecto Hombre de España.

Hoy, esta asociación pionera en el tratamiento de la prevención de drogodependencias, que surgió motivada por la necesidad de dar respuestas a esta situación desde una organización no gubernamental, cumple 25 años. Para celebrarlo, la Reina doña Sofía presidirá el comité de honor por el 25 aniversario, en una fiesta que tendrá lugar en el Colegio de Médicos de Madrid, con la presencia de numerosos representantes de la cultura, las artes, la política, el cine y la televisión.

Durante la gala, Proyecto Hombre Madrid entregará reconocimientos al juez Baltasar Garzón, a los periodistas Luis del Olmo y Pepe Cañaveras, al músico y presentador Emilio Aragón, a las Obras Sociales de Caja Madrid y «la Caixa», al Instituto de Adicciones Madrid Salud, a la Agencia Antidroga y a representantes de los trabajadores de Proyecto Hombre, ex usuario, familias y voluntarios.

Buscando experiencias en extranjero

Como en España no existían proyectos consolidados, las alternativas se buscaban en las experiencias de profesionales y organizaciones de otros países que intentaban ofrecer una solución global al fenómeno de las drogas y la marginación, como la Fundación Italiana CeIs Proyecto Hombre (1971), que recupera las experiencias de Maxwell Jones y Daytop (1946, Estados Unidos).

«En Italia, al igual que en otros países, existen programas de rehabilitación y reinserción de drogadictos», contaba ABC en marzo de 1985, que hacía referencia al «Proyecto Hombre» puesto en marcha por el Centro de Solidaridad de Roma, cuyo objetivo principal era «el desarrollo y crecimiento personal del individuo, mediante el cambio de su estilo de vida a través de una comunidad de personas comprometidas en un trabajo conjunto y ayudándose recíprocamente».

Este centro, sin duda referente del Centro de Proyecto Hombre de Madrid, estaba asesorado por ex toxicómanos de la comunidad terapéutica neoyorkina de Daytop, creado en 1963, y contaba con un programa articulado en diversas fases y con una duración aproximada de dos años y medio.

En España, tras el centro en Madrid, se crearon otros centros en distintas comunidades autónomas, cuyos presidentes se asociaron para garantizar una metodología y una filosofía común que preserven la identidad de Proyecto hombre y la calidad de la intervención: así nació la Asociación Proyecto Hombre.

Desde entonces, trabaja a través de un método terapéutico y educativo, para la prevención, rehabilitación y reinserción social de drogodependencias y otras adicciones, siempre haciendo hincapié en la maduración y el crecimiento de la persona, y constatando, cada vez más, que la fortaleza del ser humanos hace posible que las personas cambien y aprendan a vivir.

«¿Cómo ha llegado el muchacho a ser toxicómano? La mayoría ni lo sabe. Y es verdad. Han sido simplemente una serie de circunstancias, de entornos que, en muchos casos, han influido de forma definitiva en el proceso, aunque, sin embargo, y ya citando los fríos datos estadíticos, el 90 por 100 de ellos se iniciaron con el “tate”», escribía ABC en 1985.