El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, asegura que la sanción no es firme contra el profesor de Psicología Diferencial
El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, asegura que la sanción no es firme contra el profesor de Psicología Diferencial - ELCOMERCIO

El profesor de Psicología denunciado por acoso en Oviedo seguirá dando clases

«Fuera machistas de la Universidad» y «Ningún machista puede educar» fueron los cánticos en la concentración de ayer en Oviedo

OviedoActualizado:

El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, aseguró ayer jueves que el profesor de la Facultad de Psicología que ha sido denunciado por una treintena de alumnos por mantener comportamientos «inadecuados» y realizar comentarios machistas «seguirá dando clases» hasta que la sanción sea firme, ya que el docente aún tiene un mes para presentar alegaciones.

García Granda realizó estas declaraciones apenas unas horas antes de la concentración convocada ante la Facultad de Psicología, por la Asamblea Abierta de Estudiantes de Psicología y Logopedia (AAEPL). En dicha manifestación se demandó una Universidad «libre de machismo y con aulas y espacios seguros para las mujeres». En la concentración se reunieron unas 400 personas, tanto mujeres como hombres. Reclamaron que el profesor esté cautelarmente fuera de las aulas hasta que la sanción sea firme y en el edificio histórico coincidieron con el rector.

Delante de la Facultad de Psicología, se leyó un manifiesto en contra de las actitudes machistas en clase. Después, marcharon por el casco histórico de Oviedo hacia el edificio del Rectorado con eslóganes como «Fuera machistas de la Universidad» y «Ningún machista puede educar».

El profesor no está actualmente suspendido de sus funciones y solo está propuesto para una sanción de empleo y sueldo de seis meses, según explicó ayer el rector, que añadió que el docente tiene unas «capacidades de recurso» para contestar al expediente que se ha abierto el pasado 1 de septiembre y aún tardará en sustanciarse y hacerse firme.

Mientras el expediente no devenga en firme, el profesor denunciado seguirá «cumpliendo con sus obligaciones», ratificó el rector, quien remarcó que la Universidad tiene unos procedimientos que «se están aplicando».

Comentarios como «Para venir a una revisión tenéis que venir maquilladas y con escote, y si fuera necesario os tendríais que sacar una teta. Así os pondría la nota que quisiérais», llevaron a la Universidad a iniciar el expediente disciplinario.

«No han funcionado bien esos mecanismos»

García Granda incidió en que su postura personal es «absolutamente contraria al machismo, no sólo en las aulas, sino en todas las áreas», y advirtió que, desde su llegada al rectorado, tanto él como su equipo, han demostrado en todas sus actuaciones que consideran esos comportamientos «anacrónicos y más en una universidad que tenemos que dar ejemplo». «No han funcionado bien esos mecanismos o no han llamado bien a la puerta oportuna», respondió el rector al ser preguntado por las razones por las que no se ha actuado antes, si tal y como sostienen algunas alumnas, la primera queja ya se puso en conocimiento en 2014.

«Ahora mismo, cuando ya se han puesto en contacto con el rectorado y vicerrectorado correspondiente hemos puesto en marcha el mecanismo correspondiente y hemos tardado muy poco», respondió a los medios de comunicación, momentos antes del inicio del acto de apertura del curso académico 2018/2019.

García Granda comentó que él personalmente conoce «a todos los profesores de la Universidad», pero no va a tener contacto alguno con el profesor denunciado y se mantendrá al margen para no hacer nada que pueda «contaminar» el proceso que es «complejo» y que quiere «llevarlo a término con todas las garantías», concluyó.