El Papa Francisco, mientras intercambia regalos con el gran imán de la universidad islámica de El Cairo Al Azhar, Ahmed Al Tayeb
El Papa Francisco, mientras intercambia regalos con el gran imán de la universidad islámica de El Cairo Al Azhar, Ahmed Al Tayeb - EFE

El principal líder de los musulmanes afirma que el Papa «es un hombre de paz que respeta las demás religiones»

El jeque Ahmed el Tayyeb propone trabajar juntos para «orientar la humanidad hacia la misericordia y la paz»

CORRESPONSAL EN EL VATICANOActualizado:

El líder religioso de referencia para mil trescientos millones de musulmanes sunníes, jeque Ahmed el Tayyeb, Gran Imán de la Universidad de Al-Azhar en El Cairo, afirma que en su histórico encuentro del lunes con el Papa Francisco «la primera impresión ha sido muy fuerte: es un hombre de paz que sigue las enseñanzas del cristianismo, que es una religión de amor y de paz, y respeta las demás religiones y sus seguidores».

El Vaticano ha difundido el martes el contenido de una entrevista con el jeque Ahmed el Tayyeb, realizada por sus medios de comunicación poco después de la primera visita de un Gran Imán de Al-Azhar al Papa, y traducida por la Radio Vaticana.

El líder del principal centro teológico de los musulmanes sunníes subraya que, además de promover la paz, Francisco «es un hombre que consagra su vida a servir a los pobres y asume la responsabilidad de las personas en general».

En sintonía con la línea que propone el Papa, el Gran Imán considera «llegado el momento en que los representantes de las Religiones Divinas participemos de modo fuerte y concreto para dar a la humanidad una nueva orientación hacia la misericordia y la paz, de modo que la humanidad supere la gran crisis que estamos sufriendo ahora».

El jeque Ahmed el Tayyeb aprovecha su visita al Vaticano «para lanzar un llamamiento al mundo entero a unirse y cerrar filas para afrontar y poner fin al terrorismo».

La propuesta de colaborar con cristianos y judíos para promover la paz llega después de años de intenso esfuerzo de la Universidad de Al-Azhar para «renovar los textos de enseñanza para clarificar los conceptos musulmanes deformados por quienes usan la violencia y el terrorismo y por los movimientos armados».

El Gran Imán afirma que «hemos identificado esos conceptos erróneos, y los hemos incorporado al programa académico de nuestros estudiantes en las escuelas medias y superiores; mostramos las interpretaciones desviadas y hacemos ver los conceptos correctos que los extremistas y terroristas han deformado».

«Han malinterpretado el Islam»

El esfuerzo del centro teológico de los musulmanes sunníes incluye «recibir a los imanes de las mezquitas de Europa en un programa de dos meses de formación al dialogo, identificación de conceptos erróneos e integración de los musulmanes en sus naciones europeas para que sean un recurso para la seguridad, la riqueza y la fuerza de sus países».

La Universidad de Al-Azhar ha creado un observatorio mundial en ocho idiomas que vigila las manipulaciones religiosas de los extremistas para salir al paso en los programas educativos y la predicación.

Según el jeque Ahmed el Tayyeb, «quienes matan musulmanes y matan también cristianos han malinterpretado los textos del Islam, sea por mala intención o por negligencia», y por eso «hemos pedido a Occidente que no confunda esos grupos desviados con los musulmanes».

De hecho, Al-Azhar invita a los líderes religiosos cristianos a participar en muchas de sus actividades, y en la última Conferencia General de los ulemas sunníes y chiíes han invitado no sólo a las Iglesias cristianas sino también a los yasidíes.