primatóloga jane goodall
Jane Goodall captadan en Barcelona, ciudad en la que ofreció una charla. - INES BAUCELLS
«Movilízate por la selva»

Jane Goodall alerta de la «lucha fraticida» que causa la explotación del coltan en África

La científica ha emprendido una campaña destinada a reducir los problemas que genera actualmente de ese mineral

Barcelona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La primatóloga Jane Goodall, reconocida por sus revolucionarios estudios en la selva de Tanzania, ha aparcado su investigación activa sobre los chimpancés para centrar sus esfuerzos en la lucha para preservar la biodiversidad del planeta.

Bajo el slogan de «Movilízate por la selva» y a través del Instituto que lleva su nombre (IJG), Goodall ha emprendido una campaña destinada a reducir los problemas que genera actualmente el coltan, un mineral básico en la telefonía móvil cuya extracción está causando una masacre en vidas humanas, animales y ecosistemas en África.

En una conferencia en Cosmocaixa en Barcelona, la experta ha invitado a que se entreguen gratuitamente todos los teléfonos móviles o consolas en desuso que contienen ese mineral, cuyo reciclaje servirá para financiar programas educativos y sociales en los países africanos en los que se extrae ese preciado material.

En contra de la «avaricia»

Según ha explicado Goodall, la alta demanda de minerales como el coltan o la casiterita (útiles para la fabricación de tecnología) «alimenta una lucha fraticida en la República Democrática del Congo», marco de un conflicto bélico que ha provocado ya millones de víctimas y refugiados, fomentando la mano de obra infantil o semiesclavizada y con efectos devastadores en la fauna, no solo de grandes primates, sino también en sus hábitats con un incremento de la desforestación.

Goodall, que es también mensajera dela Paz de Naciones Unidas, se encuentra estos días en la capital catalana con motivo del Global Meeting de todas las delegaciones del IJG, repartidos por el mundo. La primatóloga ha lanzado un mensaje ecológico y ha criticado duramente la «avaricia» de las personas que «tienen mucho más de lo que requieren» sin ser conscientes de su huella ecológica.

Respecto a la matanza de Elefantes en safaris, Jane Goodall se ha ha mostrado contraria a esta práctica y ha añadido que «a mi me resultaría imposible matar a este animal», del que ha dicho que es «inteligente y más simpático que los chimpancés».

Goodall, que empezó sus investigaciones en 1960 en la Reserva de Gombe y que abrió a la humanidad el fascinante mundo de los chimpancés salvajes, lo que obligó a redefinir nuestra propia especie, ha advertido también de los peligros del calentamiento global, la caza furtiva y la deforestación, «que destruye los pulmones del planeta, afecta a nuestro futuro y pone en peligro la supervivencia de miles de especies».