Artículos en la prensa búlgara sobre los trasplantes en España

La prensa búlgara animaba a los enfermos a viajar a España para trasplantarse: «Allí no hay lista de espera»

Desde 2012 hay reportajes en los que se explica que el sistema sanitario español es liberal y «no distingue entre nativos y extranjeros»

MADRIDActualizado:

La Guardia Civil y la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) detectaron hace un año un aumento inusual de ciudadanos búlgaros en las listas de espera para trasplante renal en Madrid. Ese aumento sirvió para tirar del hilo y destapar un engaño que permitía acceder ilegalmente a las listas de espera de trasplante españolas. La investigación española ha destapado el fraude en 14 casos, seis ya tenían un riñón nuevo y otros ocho esperaban su oportunidad en las listas de espera. Pero el fraude probablemente llevara más años produciéndose.

Que había fórmulas para burlar el sistema sanitario español era un secreto a voces compartido en Bulgaria. El «boca a boca» en Bulgaria ha convertido a España en el destino preferido de los búlgaros que necesitan un trasplante renal. Al menos, desde 2012 en este país europeo se publican reportajes y artículos en la prensa búlgara en los que se anima a viajar a nuestro país. «España se ha convertido en el país preferido por los búlgaros que necesitan urgentemente un trasplante de riñón», manifestaba el doctor Emil Paskalev de la Clínica de Nefrología y Trasplante del Hospital Alexandrovska en un reportaje del periódico «Vesti» en septiembre de 2012.

En la misma información se contaba que el ciudadano que necesitara un nuevo riñón solo tenía que tener algún familiar trabajando legalmente en España y cotizando en la Seguridad Social. «Este pariente ayudará al enfermo encontrándole algún trabajo, aunque sea solo por unos meses. Así, el búlgaro podrá acceder al sistema de salud español que no distingue entre nativos y extranjeros».

La Guardia Civil cuenta con otros reportajes de 2014 en los que se insiste en la misma idea. En un artículo publicado en BNR, otra publicación búlgara, se dice que la ventaja de España «es que el sistema sanitario es bastante liberal».

Colectas en Facebook

El turismo sanitario a España es tan común, que incluso los medios de comunicación se hacen eco de colectas que se hacen en redes sociales y en Facebook para financiar el tratamiento en nuestro país. «Cuando el sistema sanitario del país no funciona, acudimos los amigos», dice Elitsa en BNR. Ella, programadora de profesión y aficionada al violín, organizó un concierto benéfico para recaudar fondos para su amigo Niki, con los que pudiera cubrir sus gastos de estancia en nuestro país.

Antes de España, el destino de moda, para conseguir un riñón y escaparse de la diálisis era Pakistán. El turismo de trasplante es la única opción para los búlgaros que apenas cuentan con donantes. Si los hospitales españoles realizaron el año pasado casi 3.000 trasplantes renales, en Bulgaria solo se practicaron 58.

Ahora los búlgaros también miran a Croacia, un país puntero en trasplantes, «donde la gente tiene una visión más optimista de la vida y la gente está más abierta a los problemas de los demás».