Ni porcina ni mexicana, la OMS bautiza la gripe como «H1»

N. R. C. | MADRID
Actualizado:

«La gripe que «amenaza a toda la Humanidad», según palabras de la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, ya tiene nombre. Este organismo internacional decidió bautizar al nuevo virus como «gripe A (H1N1)», aunque se considerará correcto utilizar un término más corto: el nuevo virus H1. Oficialmente, nunca más será la gripe porcina ni tampoco la gripe mexicana.

El director adjunto de la OMS Keiji Fukuda justificó el cambio de gripe porcina por el de gripe A (H1N1) porque el virus se está convirtiendo en una gripe humana.«Estábamos recibiendo informes de que en algunos lugares los cerdos estaban siendo sacrificados y los animales no son los culpables de lo que está ocurriendo», confirmó.

Es cierto que países como Egipto habían optado por sacrificar al ganado porcino. Esa fue una de las primeras medidas que se tomó en muchos países en las granjas avícolas cuando empezaron a florecer casos de gripe aviar.

En la decisión de la OMS también pesan las presiones de la industria cárnica, asustada porque la psicosis causara un desplome en el consumo de cerdo.

Las autoridades sanitarias llevan días insistiendo en que no había ningún riesgo por comer productos porcinos, pero las ventas empezaban a caer. Incluso algunos gobiernos habían prohibido la importación de carne de cerdo de México.

Tradicionalmente, las grandes epidemias reciben el nombre del lugar donde aparece el primer foco. Así ocurrió con la gripe de Hong Kong en 1968 o la asiática que se registró en 1957. Aunque no siempre al bautizar a las epidemias se hace justicia con la denominación geográfica. La gran pandemia, la de 1918, la que causó casi 40 millones de víctimas mortales, pasó a la historia como la «gripe española». No por debutar en nuestro país sino porque al no participar España en la Primera Guerra Mundial, sólo en nuestro territorio se dió a conocer la verdadera cifra de afectados mientras que otros países ocultaban sus víctimas para no desalentar a una población que ya sufría los estragos de la guerra.

El nombre, un estigma

Aún no se ha podido confirmar si el primer caso surgió en México o en Estados Unidos, y ningún país quería pasar a la historia con este estigma. Así que la OMS ha buscado un término científico, más diplomático, aunque menos divulgativo. España, sensible a la inquietud de ganaderos y comerciantes, decidió un día antes que el organismo internacional llamar a la epidemia la «nueva gripe».

La terminología A (H1N1) da información sobre el nombre y los apellidos del virus. H1N1 es la denominación para la gripe estacional y la letra «A» se corresponde con el tipo de gripe humana que tiende a convertirse en pandemia. El número 1 corresponde a la clasificación de las cepas del virus. La H es la inicial de «Hemaglutimina» y la N de corresponde al término «Neuramidasa».