MAYA BALANYÀ | Vídeo: ATLAS

La Policía advierte que tardará «días» en cruzar la actividad telefónica de decenas de móviles en Iveco

Los agentes no requisaron el dispositivo del exnovio, sino que se quedó con su número. Se analizan ahora los registros por WhatsApp acumulados durante semanas de numerosos trabajadores de la planta

Actualizado:

La Policía Nacional analiza la actividad durante el último mes del número de teléfono móvil del exnovio de Verónica, la joven madrileña que se quitó la vida hace mañana una semana. Lo hace de forma paralela al análisis de todos los registros telefónicos (sobre todo, por WhatsApp) de trabajadores de la fábrica de Iveco, que habrían hecho circular el vídeo sexual en grupos divididos por secciones. Según fuentes del caso consultadas por ABC, los agentes no requisaron el dispositivo de A.T. después de que éste se personase en el cuartel de su localidad, Mejorada del Campo, el pasado jueves, sino su número para que, de este modo, los agentes crucen el registro que ha solicitado de oficio la juez de Instrucción número 5 de Alcalá de Henares a las compañías de teléfonos que operan decenas de números de la empresa y verifiquen que no fue él el autor de la difusión.

«Es un trabajo de chinos, arduo, que llevará días», afirman estas fuentes, que piden cautela debido a la expectación mediática que ha concitado la muerte de Verónica, de 32 años y madre de dos niños. Su expareja, a quien se investigaba como principal sospechoso de la filtración de la grabación que desencadenó la tragedia, se presentó ante los agentes como «el exnovio de Verónica» y aseguró que no es el responsable de haber revelado el vídeo.

El joven quedó en libertad sin cargos y respondió a todas las preguntas de los agentes, sin que estos encontraran ningún indicio de criminalildad para imputarle un deltio de revelación de secretos. No se ha tomado ninguna medida cautelar contra él.

No se quedaron con el dispositivo

Fuentes de la investigación matizan que no se quedó con el terminal de A.T., sino con su número para encajar fichas en el tablero con el que está reproduciendo la actividad teléfonica en Iveco durante las últimas semanas.

Las pesquisas se limitan, por el momento, al ámbito laboral de Verónica, aunque podrían saltar al personal.