Bautizo civil en El Borge
Bautizo civil en El Borge - EVA GUZMÁN

Podemos cobra una tasa municipal de 82 euros para «comuniones» civiles en Rincón de la Victoria

El Ayuntamiento malagueño continúa la senda iniciada por municipios vecinos, como El Borge, con las celebraciones civiles

MÁLAGAActualizado:

La entrada de Podemos» en numerosos ayuntamientos del país ha traído una «nueva política» de gestos que se ha focalizado en la Iglesia católica y sus sacramentos. La provincia de Málaga, especialmente, se ha convertido en un «laboratorio» donde esta formación y sus socios de Gobierno de PSOE, IU y Ciudadanos han impulsado bautizos y comuniones laicas. Unas ceremonias que visten con títulos como «acto de paso de la niñez a la preadolescencia», que son una vía de ingresos para estos Consistorios, y que algunas personas consideran un ataque contra los creyentes.

Los primeros «bautizos civiles» se dieron ya hace años en el municipio malagueño de El Borge. El último en saltar a los medios ha sido el caso de Rincón de la Victoria. El primer teniente de alcalde, Antonio Moreno (Ahora Rincón), intentaba ayer responder a la polvareda que ha generado una propuesta que se coló de «tapadillo» al revisar las ordenanzas fiscales.

El edil, en declaraciones a ABC, explicó que, viendo que otras localidades de la provincia habían instaurado los bautizos civiles, se decidió regular esta posibilidad incluyendo el apéndice «otras celebraciones». Esta genérica denominación abre el abanico a los bautizos y comuniones civiles, una celebración, esta última, que pondría de relieve el paso de la infancia a la preadolescencia.

«En todas las culturas, y a lo largo de los tiempos, ha habido ritos que marcaban el hito del paso de las espatas de la vida», afirmó Moreno, quien recalca que en ningún momento es una acto irrespetuoso con el sacramento de la Iglesia.

El concejal, de la marca blanca de Podemos, entiende que haya quien realice una lectura «revanchista» de la medida, aunque quiere escapar de la polémica.

Estos actos también serán una fuente de ingreso municipal porque costarán 60 euros más 22 por la reserva de fecha y hora, frente a los 145 euros de las bodas civiles.