EDUARDO MANZANA

Piden a los centros educativos que no pongan deberes durante las vacaciones de Semana Santa

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA), que agrupa a 12.000 asociaciones de toda España, ha exigido a las autoridades educativas y a los centros educativos «unas vacaciones libres de deberes para el alumnado de toda España» para respetar el tiempo libre de niños y niñas

EP
MADRIDActualizado:

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA), que agrupa a 12.000 asociaciones de toda España, ha exigido a las autoridades educativas y a los centros educativos «unas vacaciones libres de deberes para el alumnado de toda España» para respetar el tiempo libre de niños y niñas.

En un comunicado, CEAPA hace extensible esta petición «al día a día del trabajo en las escuelas» al considerar que los deberes «no están relacionados con el éxito escolar» porque sobrecarga a niños y niñas de tareas para «afianzar» aprendizajes que no se están alcanzando debidamente en la escuela.

Desde CEAPA afirman que el alumnado «debería cumplir el proceso de enseñanza y aprendizaje dentro de su horario escolar», y califican los deberes como una herencia de «un método pedagógico obsoleto» basado en la memorización y en la repetición de contenidos que además provoca desigualdades, ya que en ocasiones que el alumnado los ejecute mejor o peor «depende del nivel socioeconómico y cultural de su entorno», según la confederación de madres y padres.

«Mientras unas familias intentan ayudar a sus hijos e hijas, otros recurren a clases particulares o academias y otros muchos no tienen ni el nivel educativo ni el dinero para poder pagar esos apoyos», expone CEAPA en el comunicado.

«Dificultad para conciliar»

«Cuantas más familias sientan la necesidad de recurrir a las clases y profesores particulares para completar la educación de sus hijos e hijas, más estará fracasando el sistema educativo en el objetivo de educar a toda la población escolar y de garantizar la igualdad de oportunidades», añade la confederación.

Por otro lado, CEAPA también sostiene que los deberes son «una dificultad añadida a la conciliación familiar» y defiende que los menores «necesitan tiempo para realizar actividades deportivas, culturales o de esparcimiento, que también contribuyen a su desarrollo personal».