Los hijos de las víctimas recibirán una pensión
Los hijos de las víctimas recibirán una pensión - ABC

La pensión de los hijos de víctimas de violencia de género subirá de 140 a 700 euros

Principio de acuerdo entre los partidos en el Congreso a la espera de la votación del próximo martes

MadridActualizado:

La pensión de orfandad de los hijos de víctimas de la violencia de género subirá de unos 140 a 700 euros si finalmente se aprueba la Proposición de Ley del Grupo Socialista para que estos hijos puedan tener una cobertura económica, independientemente de si sus padres cotizaron a o no a la Seguridad Social. Además la pensión será no contributiva

Los grupos parlamentarios han llegado a un principio de acuerdo en el seno de la Ponencia donde se ha negociado esta iniciativa socialista, según ha asegurado la portavoz de Igualdad del PSOE, Ángeles Álvarez.

La votación final del dictamen se llevará a cabo el próximo martes y posteriormente irá a comisión y al Pleno.

A esta Proposición de Ley del Grupo Socialista se presentaron varias enmiendas, y los socialistas han negociado con Podemos el texto final, que está a la espera de la aprobación. La portavoz socialista entiende que el pacto debe comenzar a aplicarse «porque no nos podemos pasar un año más sin cumplirlo».

El Grupo Popular presentó enmiendas para ampliar el objeto y que no solo beneficie a los víctimas de la violencia de género, sino también a la doméstica, según señaló a ABC la diputada popular Mar Cotelo. Igualmente, quieren que la pensión sea no contributiva.

De que los 27 menores que en 2017 se quedaron huérfanos por esta causa «no están recibiendo una pensión adecuada. El que más recibe puede recibir 190 euros», según denunció en su día, el promotor del Fondo de Becas Fiscal Soledad Cazorla, Joaquín Tagar.

Actualmente, el cobro de esta prestación depende de los años cotizados de la madre asesinada. Solo se puede cobrar si la víctima ha cotizado unos mínimos a la Seguridad Social, los mismos que los de cualquier otro huérfano: si está dada de alta o en situación asimilada al alta, haber cotizado 500 días en los últimos 5 años, y si no está dada de alta tener, al menos, 15 años cotizados.