Una pareja joven de rumanos muere intoxicada por la mala combustión de una estufa en Castellón

Su jefe avisó a la Guardia Civil al comprobar que no habían acudido al trabajo

EFE |
CASTELLÓNActualizado:

Una joven pareja murió intoxicada en su domicilio de la localidad castellonense de Traiguera por la mala combustión del gas butano de una estufa tipo catalítica, han informado hoy fuentes de la Guardia Civil.

La Guardia Civil encontró muertos al matrimonio, de 24 y 25 años, el pasado sábado a media tarde, aunque la muerte pudo producirse la noche de fin de año. La pareja , de nacionalidad rumana, residía y trabajaba en la población castellonense desde hace cinco años, y fue su jefe quien avisó a la Benemérita al comprobar que no habían acudido al trabajo.

Los agentes acudieron a la vivienda donde el matrimonio residía y se encontraron con que el marido estaba muerto en un sillón frente al televisor encendido, mientras la mujer yacía en la cama. Al entrar en la casa, los agentes detectaron la presencia de gas procedente de una estufa catalítica.

Los cadáveres de los jóvenes han sido trasladados al Instituto de Medicina Legal de Castellón de La Plana para realizarles la autopsia.