La pareja que cede un piso en Gijón a una familia necesitada: «Nos sentíamos con la obligación moral»
Imagen del anuncio publicado en un medio de comunicación asturiano y subida a Twitter por numerosos usuarios - twitter

La pareja que cede un piso en Gijón a una familia necesitada: «Nos sentíamos con la obligación moral»

Isabel, la mujer que publicó el anuncio en la prensa, señala a ABC Punto Radio que les ha «desbordado la avalancha de llamadas»

madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Cedemos gratuitamente piso a familia necesitada en Gijón. Porque hoy más que nunca no podemos cerrar los ojos a las desgracias de nuestro alrededor...». El anuncio de José e Isabel en el que se ofrecían a ceder un piso en Gijón durante un año a una familia necesitada ha tenido un eco con el que no contaba esta pareja de clase media.

«Nos ha desbordado la avalancha de llamadas de familias necesitadas y la generosidad de miles de personas que nos están agradeciendo y de medios de comunicación», ha asegurado hoy Isabel en ABC Punto Radio. Su solidaria propuesta ha animado a otros. «Estamos viendo que se está sumando otra gente a esta iniciativa. No era nuestra pretensión conseguirlo, pero hay mucha generosidad, confianza y ganas de salir de esta crisis con dignidad»

La mujer alicantina ha explicado que fue su marido quien sugirió la idea: «Me dijo "Nena, tenemos el piso vacío, qué te parece si se lo ofrecemos a una familia que lo necesite"».

«Nos sentíamos con la obligación moral», añade Isabel.

La vivienda, en el centro de Gijón, está totalmente amueblada y desde hace una semana cuenta con electrodomésticos nuevos. «Está en condiciones para entrar a vivir de inmediato», señala Isabel.

Aún no han terminado de pagar la hipoteca de este piso que utilizan en verano y que en otros tiempos han alquilado para generar ingresos con los que pagar la letra, pero la pareja ha decidido dar el paso. «Lo hacemos porque podemos hacerlo», señala con sencillez la propietaria.

Un contrato de cesión en precario

Eso sí, la familia debe estar «en situación de necesidad, acreditarlo y acreditar que no pueden disponer de medios por sí mismos para la vivienda o el sustento propio». El compromiso es de cesión por un año, un «contrato de cesión en precario», según explica Isabel.

«Yo soy jurista y eso permite que se pueda disponer del piso sin tener que pagar nunca una renta y protege también a quienes la pongan en disposición de otros de manera gratuita. La única obligación que tienen quienes vengan es mantener la casa como está».

Con este requisito, el matrimonio anima a las familias necesitados que les llamen «porque van a recibir amor y mucha comprensión al otro lado de la línea».