El Papa nombra obispo de la Conferencia cubana al primer español desde 1959

ABCMADRID. El Papa Benedicto XVI ha nombrado al sacerdote español Domingo Oropesa obispo de la diócesis cubana de Cienfuegos, que se convierte en el primer extranjero de la Conferencia Episcopal de

Actualizado:

ABC

MADRID. El Papa Benedicto XVI ha nombrado al sacerdote español Domingo Oropesa obispo de la diócesis cubana de Cienfuegos, que se convierte en el primer extranjero de la Conferencia Episcopal de Cuba (COCC) desde que Castro llegara al poder, en 1959, según confirmó a AFP José Félix Pérez, secretario adjunto de la COCC.

Monseñor Oropesa, que era hasta ahora párroco de Nuestra Señora Del Carmen, en Florida, archidiócesis de Camagüey (Cuba), nació el 10 de octubre de 1950 en el municipio manchego de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y fue ordenado sacerdote en Toledo, donde ejerció durante años. En 1999 fue invitado a Camagüey como sacerdote «fidei donum» -los enviados por sus diócesis a otros países donde hay escasez de sacerdotes-, y allí residió hasta 2006 como administrador y párroco para luego ser trasladado a Florida. Cuba está dividida en 11 diócesis, tres de las cuales, La Habana, Santiago de Cuba y Camagüey, son arquidiócesis. La Conferencia cubana cuenta con 11 obispos consagrados y dos auxiliares en La Habana.

Con más de 600 templos en la isla, la Iglesia Católica enfrenta un déficit de sacerdotes desde hace décadas. Ese déficit comenzó en septiembre de 1961, cuando el Gobierno cubano decidió expulsar a 132 sacerdotes católicos, la mayoría de ellos españoles, en el momento en que se producían las mayores fricciones entre el Vaticano y el nuevo Estado comunista, que abrazó el ateísmo. Además, otros 460 clérigos optaron por abandonaron la isla en esos años.