El Papa Francisco, este miércoles
El Papa Francisco, este miércoles - AFP

Papa Francisco: «En Macedonia me ha impresionado la ternura de las religiosas de Madre Teresa»

A su vez, «en Bulgaria me he dejado guiar por el recuerdo vivo del papa san Juan XXIII»

Corresponsal en el VaticanoActualizado:

Recordando su visita del día anterior al memorial de la Madre Teresa de Calcuta en Skopje, capital de Macedonia del Norte, donde se reunió con los pobres y las Misioneras de la Caridad, el Papa Francisco ha dicho el miércoles que «me ha impresionado la ternura evangélica de estas mujeres, una ternura que nace de la oración, de la adoración. Ellas acogen a todos, se sienten hermanas y madres de todos, pero lo hacen con ternura».

En un extenso comentario espontáneo al margen de su discurso a la audiencia general, el Santo Padre ha advertido que «muchas veces los cristianos perdemos esta dimensión de la ternura. Y cuando no hay ternura nos volvemos demasiado serios, ácidos».

En cambio, las religiosas del sari blanco «son dulces en la ternura y practican la caridad. Pero la caridad como es: sencilla. Cuando se practica la caridad sin ternura, sin amor, es como si a esas obras se les vertiese encima un vaso de vinagre. La caridad es alegre, no es ácida. Estas hermanas son un buen ejemplo. Que Dios las bendiga a todas».

El Papa ha añadido que «en Macedonia del Norte me ha acompañado la fuerte presencia espiritual de la Madre Teresa de Calcuta, que allí nació. Ella refleja bien la imagen de la Iglesia en ese pais: una comunidad tal vez pequeña pero llena de fuerza, gracias a la acción del Espíritu Santo, y que sabe acoger a todos para manifestarles el amor de Cristo».

Antes de la etapa del martes en Macedonia, el viaje del Papa había incluido dos jornadas en Bulgaria, donde «me he dejado guiar por el recuerdo vivo del papa san Juan XXIII, que fue visitador y delegado apostólico desde 1925 a 1934. Siguiendo su ejemplo de bondad y caridad, he invitado a todos a recorrer el camino de la fraternidad».

Al final de la audiencia general, el Santo Padre ha recordado con mucho afecto al filósofo y teólogo franco-canadiense Jean Vanier (1928-2019), antiguo marino de la Royal Navy y de la Marina de Canadá, fallecido el martes en Francia a los noventa años de edad.

Vanier era un hombre de acción que abandonó su carrera de marino para estudiar teología y concentrarse en una búsqueda espiritual que le llevaría a fundar las comunidades de laicos «El Arca» y «Fe y Luz» para acoger a personas discapacitadas.