El Papa recibió la ceniza que marca el camino hacia la Semana Santa
Benedicto XVI, esta mañana, durante la audiencia de los miércoles en el Vaticano - efe

El Papa recibió la ceniza que marca el camino hacia la Semana Santa

Iniciará siete días de ejercicios espirituales este sábado

juan vicente boo
el vaticano Actualizado:

Como millones de fieles en todo el mundo, el Papa recibió esta tarde la imposición de la ceniza en la frente mientras escuchaba las palabras del rito: «Recuerda que eres polvo y en polvo te has de convertir». La ceremonia del Miércoles de Ceniza, celebrada cada año en la basílica de Santa Sabina, impresiona por su sencillez y simbolismo, que Benedicto XVI comento en su homilía.

El Santo Padre recordó que «en la antigua cultura judía era común el gesto de cubrirse la cabeza con ceniza como señal de penitencia». En la liturgia cristiana, en cambio, la ceniza aparece solo una vez al año, justo en el Miércoles de Ceniza, que abre el periodo de cuarenta días -llamado antiguamente «Cuadragésima» y hoy «Cuaresma»- destinados a la preparación espiritual de la Semana Santa.

Estos cuarenta días son tiempo de penitencia y de arrepentimiento y por eso la liturgia del Miércoles de Ceniza invita, según el Papa, «a la penitencia, a la humildad, a tener presente la propia condición mortal. Pero no para caer en la desesperación sino para acoger, en nuestra mortalidad, la increíble cercanía de Dios que, mas allá de la muerte, nos abre la puerta a la resurrección, al paraíso».

De hecho, más que referirse a la Pasión de Jesucristo, que se empieza a conmemorar el Domingo de Ramos, el Papa se centró en la Resurrección, en una línea esperanzada y positiva.

Benedicto XVI comenzará este sábado 26 de febrero una semana de ejercicios espirituales que predica el cardenal congoleño Laurent Monsengwo Pasinya tanto al Papa como al resto de cardenales y altos cargos de la Curia vaticana. Durante esa semana, el Santo Padre suspende todas sus actividades públicas y todas las audiencias hasta el sábado 3 de marzo.