El Papa, bien de salud tras ser operado por una fractura en la muñeca derecha

EFE | CIUDAD DEL VATICANO
Actualizado:

La operación a la que ha sido sometido este viernes el papa Benedicto XVI para reducirle una fractura en la muñeca derecha ya ha concluido "y todo ha ido bien", según ha confirmado el presidente de la Región Autónoma del Valle de Aosta, Augusto Rollandin.

De momento se desconoce el tiempo que ha durado la intervención y la entidad de la misma, realizada en el hospital "Umberto Parini", de Aosta, la capital de la región alpina en cuya localidad de Les Combes transcurre el Papa sus vacaciones estivales.

La intervenciónha sido realizada con anestesia local los médicos Manuel Mancini, jefe de traumatología del hospital "Umberto Parini", de Aosta, y Enrico Visetti, jefe de reanimación de ese centro.

El Papa fue trasladado este viernes al Hospital de Aosta, en la región alpina italiana del Valle de Aosta para un «control», tras resbalar en la casa donde pasa unos días de descanso, confirmó el portavoz vaticano, Federico Lombardi.

«No se trata de algo grave», ha precisado Lombardi, que ha insistido en que «no hay que preocuparse».

A la espera de que el Vaticano haga pública una nota, fuentes del hospital han asegurado a los medios locales que al Papa, de 82 años, le han realizado una radiografía en la muñeca, para ver si hay alguna fractura.

Benedicto XVI, han precisado las fuentes, entró en hospital por su propio pie.

El Pontífice se encuentra en la localidad de Les Combes, en el Valle de Aosta, desde el pasado lunes, día 13, y tiene previsto descansar entre las montañas alpinas hasta el 29 de julio, cuando se traslade a la residencia de verano de Castel Gandolfo, a unos 30 kilómetros al sur de Roma.

Hasta el momento no ha hecho ninguna excursión por la zona, limitándose a cortos paseos por los alrededores del chalé propiedad de los salesianos, donde se aloja.