Vincent Lambert, en una imagen de archivo de 2015
Vincent Lambert, en una imagen de archivo de 2015 - AFP

Los padres de Vincent Lambert piden a Macron que impida a los médicos que le dejen morir

El equipo médico del hospital de Reims anunció la semana pasada su decisión de «apagar» a partir de este lunes los dispositivos y cuidados médicos que se prolongan desde hace once años

Corresponsal en ParísActualizado:

Los padres de Vincent Lambert, en estado vegetativo desde el 2008 se han dirigido públicamente a Emmanuel Macron, pidiéndole que «impida» que los médicos dejen morir a su hijo, retirándole los alimentos y la sedación, que ha comenzado este lunes.

El grupo de bioética de la Conferencia de los obispos de Francia, por su parte, considera «inaceptable» la suspensión definitiva de los cuidados que Lambert recibe en el hospital de Reims (departamento del Marne). La Conferencia episcopal francesa estima que «no existe motivo alguno para precipitar la muerte de Vincent Lambert».

El equipo médico del hospital de Reims anunció la semana pasada su decisión de «apagar», a partir de este lunes, los dispositivos y cuidados médicos que se prolongan desde hace once años.

Con la decisión del equipo médico culminaba un proceso, debate y tragedia que tienen inmensas dimensiones morales, médicas, judiciales y políticas.

El caso Lambert también es una tragedia que enfrenta a toda su familia. Su esposa, un sobrino, seis hermanos y hermanas han aceptado la decisión del equipo médico del hospital de Reims, que pudiera poner fin a una década de procesos judiciales, precipitando la tragedia final.

Los padres y el resto de la familia de Lambert, por el contrario, se dicen decididos a prolongar su lucha moral y judicial, presentando nuevos recursos, dirigiéndose personalmente al presidente de la República en unos términos dramáticos: «Señor Macron, usted todavía puede evitar un crimen de Estado, consumado con violencia contra el Estado de derecho».

Emmanuel Macron ha comenzado con guardar silencio.