Captura del vídeo en la que se aprecia al gato con el cigarro en la boca
Captura del vídeo en la que se aprecia al gato con el cigarro en la boca - Instagram

Pacma denuncia un vídeo difundido en redes en el que se obliga a fumar a un gato

El partido ha urgido un cambio en la legislación para «endurecer las penas»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El partido animalista Pacma ha trasladado a la Policía Nacional y a la Fiscalía de Menores un vídeo que se ha difundido a través de la red social Instagram en el que unos jóvenes en Almería habrían introducido un cigarro encendido en la boca de un gato, entre otros hechos que, según la organización, podrían ser constitutivos de un delito de malos tratos a animales, según el artículo 337 del Código Penal.

En concreto, según describe Pacma en una nota, los jóvenes «entre gritos y risas agarran de las patitas traseras a un gatito haciéndole caminar boca abajo con las delanteras sobre una mesa» y a continuación «le cogen de las patas delanteras y le introducen un cigarro encendido en la boca, forzándole a abrir la boca». «En el vídeo, grabado mientras beben cerveza, le vuelven a agarrar de las patas delanteras, agitándole con movimientos muy bruscos para que salte y "baile" encima de la mesa», según han descrito en relación a las imágenes.

Ver esta publicación en Instagram

😡 ¡TERRIBLE! Unos jóvenes de Almería maltratan a un gatito metiéndole un cigarro 🚬 encendido en la boca. PACMA ya ha puesto estos hechos en conocimiento de la Policía Nacional. ¡Seguiremos luchando por que las personas capaces de tratar de esta forma a los animales reciban sanciones ejemplares! 💪

Una publicación compartida de Partido Animalista PACMA (@partidopacma) el

Según Pacma, «este tipo de hechos ocurren constantemente y se difunden en redes sociales con total impunidad, ya que quienes cometen este tipo de actos son conscientes de las irrisorias sanciones para quienes maltratan animales».

El partido ha urgido un cambio en la legislación para «endurecer las penas», de modo que «las personas capaces de tratar de esta forma a los animales reciban sanciones ejemplares», según ha dicho la portavoz de Pacma, Laura Duarte. La formación ha recordado que hace poco más de un año Pacma se hizo eco también del vídeo difundido en Instagram por una vecina de Jaén que fue identificada y que introdujo un gato negro en una lavadora, que activó «con la intención de matarlo».

«El gato sobrevivió al primer lavado, por lo que lo sometió a un segundo ciclo del que ya no salió con vida», según han recordado en relación a estos hechos, por los que los usuarios le recriminaran este maltrato animal y ante los cuales «amenazó con seguir matando a más animales con la foto de un perro al que sujeta del cuello con la frase "Próxima víctima. No queréis que mate gatos, mato perros"», según han apuntado.