El primer lampadario con pagos digitales se ha ubicado en la Basílica de Valencia
El primer lampadario con pagos digitales se ha ubicado en la Basílica de Valencia - ABC

Ofrendas por «contactless»

Banco Sabadell extiende a los lampadarios de las iglesias su sistema de donativos con tarjetas y móviles en los cepillos de parroquias y ONGs

MadridActualizado:

Las iglesias españolas han decidido acelerar su digitalización. Hace menos de seis meses parroquias y catedrales de todo el país comenzaron a instalar cepillos electrónicos lanzados por Banco Sabadell y que permiten recoger donativos entre los feligreses no solo en efectivo, sino también mediante tarjeta y teléfonos móviles con «contactless». Tras su buena acogida, los centros religiosos y la entidad financiera han empezado a incorporar ahora el sistema de pagos en los lampadarios.

El primero de ellos se ubicó el pasado día 2 de mayo en la Basílica de la Virgen de los Desamparados de Valencia, y está previsto que este centro vaya sustituyendo todos sus atriles con velas para las ofrendas de los fieles por el nuevo sistema de pagos digitales y que otras iglesias soliciten su instalación a partir de ahora.

Como en el caso del cepillo electrónico, los nuevos lampadarios, que conservan su imagen tradicional, permiten abonar la ofrenda con monedas, como hasta ahora, pero también con tarjeta de débito y crédito y con «smartphone». La digitalización de estos artículos religiosos forma parte del proyecto «Done» lanzado el pasado noviembre por el Sabadell junto con Mastercard para impulsar los donativos digitales en las instituciones religiosas, pero también entre ONGs y cualquier otras entidad del llamado tercer sector.

Hasta la fecha, estos atriles electrónicos para recoger donativos se han instalado ya en un total de 160 iglesias, ONGs y otras instituciones como museos y centros corporativos en un total de 34 provincias. Los planes del banco pasan por desplegar sus máquinas en un total de 4.000 ubicaciones, objetivo que podría acelerar con el lanzamiento ahora de los lampadarios y en el futuro de otros productos similares para otros clientes del tercer sector.

«Los donativos con tarjeta y por contactless han llegado para quedarse», asegura el director del segmento de instituciones religiosas del Sabadell, Santiago Porta, quien confirma que los cepillos electrónicos han tenido un buena acogida tanto por la Iglesia como por los fieles. En este sentido, y aunque no da cifras, Portas asegura que con el pago con tarjeta o móvil la cuantía media de cada donativo ha aumentado, lo que sin duda contribuiría a mejorar la autofinanciación de iglesias e instituciones benéficas que lo usen.

Centros religiosos e instituciones han visto además en estos donativos y ofrendas digitales una vía para reducir el manejo de efectivo, lo que siempre ha sido un problema. Primero porque cepillos y lampadarios han sufrido tradicionalmente muchos robos. Segundo, porque obliga a iglesias y ONGs a las innecesarias tareas de conteo de ese dinero y de ingresarlo en mano en sus cuentas corrientes en un tiempo en el que mundo corre hacia el fin del dinero contante y sonante.