Se organizan pub crawlings o rutas de borrachera en algunas zonas de Calviá
Se organizan pub crawlings o rutas de borrachera en algunas zonas de Calviá - ISAAC BUJ

Ofertan en Magaluf «20 horas de bebidas gratuitas ilimitadas»

El Ayuntamiento de Calviá sancionará ahora a ocho locales de la zona con multas de hasta 1.500 euros y además controlará las «boats parties»

Actualizado:

El Ayuntamiento de Calviá informó este lunes de que ha abierto expedientes sancionadores a ocho establecimientos de la zona turística de Magaluf por promover el consumo de alcohol entre sus posibles clientes. Uno de los mensajes publicitados ofertaba «20 horas de bebidas gratuitas ilimitadas». A raíz de los expedientes sancionadores abiertos a estos locales por una infracción continuada de la normativa municipal, cada uno de ellos se enfrenta ahora a multas de hasta 1.500 euros.

La investigación fue iniciada por agentes de la Policía Local de Calviá, que rastrearon internet en busca de posibles ofertas que anunciasen la organización de «pub crawlings» —excursiones etílicas—, «boat parties» o «kiss pool parties». Todas estas fórmulas y otras en la misma línea tienen como gancho la oferta de alcohol a precios económicos. La citada investigación dio como resultado, como se ha indicado, la identificación de ocho establecimientos de Magaluf vinculados a una página web en la que se llegaron a publicitar anuncios como el ya citado de «20 horas de bebidas gratuitas ilimitadas».

Según explicó el Ayuntamiento de Calviá a través de un comunicado, «mediante la investigación de las páginas web se pretende evitar la comercialización de paquetes en los que se hace una promoción del consumo de alcohol, ya que va contra la Ordenanza de Convivencia». Según el artículo 39.6 de dicha reglamentación, está prevista una sanción de entre 600 y 1.500 euros para quienes infrinjan la normativa que prohíbe la difusión de mensajes publicitarios por cualquier medio en los establecimientos o que tengan entre sus finalidades facilitar o promover el consumo de bebidas alcohólicas. Varios ejemplos concretos en ese sentido serían los de «barra libre», «free bar», «happy hour», «2x1» u otros mensajes análogos.

Por otra parte, el consistorio también informó de que ante la inminencia del comienzo de la nueva temporada turística, se inició la pasada semana la limpieza de la tajea central de la playa de Magaluf. Una vez acabada la limpieza, se retirarán las losas que cubren la tajea y se sustituirán por tramex, una rejilla transitable que permitirá, por un parte, que no se acumulen los malos olores, y, por otra parte, que la limpieza pueda realizarse de forma más sencilla sin la necesidad de la presencia de buzos.

Primera sanción

El Ayuntamiento de Calviá ha dado a conocer este martes que, además, ha sancionado por vez primera una «party boat», gracias a otra investigación llevada a cabo por la Policía Local, después de descubrir que la puerta metálica que da acceso al pantalán de Magaluf había sido forzada recientemente. Tras ese descubrimiento, el pasado sábado agentes de la Policía Local montaron un dispositivo de vigilancia para averiguar si el pantalán era utilizado por alguna empresa de «boats parties». Pocas horas después, los policías cogieron in fraganti a los presuntos infractores, puesto que sabían por una publicidad en internet de la organización en un catamarán de una fiesta con excursión marítima hasta el faro.

A la citada «party boat» se dieron cita unos 180 turistas procedentes de un mismo local de ocio de Magaluf, la mayoría con una camiseta con la inscripción «Tans will fade, but the memories will last» («Los bronceados se desvanecerán, pero los recuerdos durarán»). Desde el exterior, los policías locales observaron que el catamarán tenía bebidas alcohólicas y un expendedor de cerveza de barril. Ante lo sucedido este sábado, la empresa explotadora de la «party boat» tendrá prohibido volver a utilizar el embarcadero y además tendrá que pagar una multa de entre 600 y 1.500 euros por vulneración de la Ordenanza de Convivencia. Tras lo ocurrido y con el fin de mejorar la seguridad, la puerta metálica del pantalán será reforzada y contará con un sistema de llave que podrá ser desactivado de manera remota y particular.

Los citados agentes de la Policía Local de Calviá levantaron un acta de todo lo acontecido el sábado y recogieron fotografías que demuestran los hechos, por lo que se prohibirá a la empresa implicada utilizar de nuevo el muelle. En ese contexto, el Ayuntamiento de Calviá recalca en el comunicado que ha emitido este martes que cumplirá con el convenio firmado en octubre del año pasado con la Asociación Patronal de Empresarios de Actividades Marítimas de Baleares (APEAM) y desactivará el acceso al muelle a aquellos socios que infrinjan el acuerdo por el cual se les franqueaba el paso al pantalán siempre y cuando no organizasen «boats parties».