Varios centros prometen devolver el dinero si no hay embarazo viable
Varios centros prometen devolver el dinero si no hay embarazo viable

Oferta de bebés «in vitro»

La fuerte competencia lleva a los centros de reproducción asistida a lanzar campañas cada vez más agresivas para captar pacientes. La última: se devuelve el dinero si no se consigue un niño en casa

MADRIDActualizado:

«Todo incluido», «Garantía cien por cien», «Le devolvemos su dinero». Podrían ser los eslóganes de una agencia de viajes o de un centro comercial para comprar un electrodoméstico, pero cada uno de estos lemas publicitarios están acuñados por centros médicos, clínicas dedicadas a la reproducción asistida. España se ha convertido en uno de los países que más tratamientos de fertilidad realiza en Europa. Cuenta con algunos de los centros más reputados, pero también con una fuerte competencia en la que el precio de los tratamientos se ha convertido en uno de los principales reclamos publicitarios.

La página web de las clínicas de fertilidad «Eva», que se presenta como la red de clínicas de fertilidad más grande de Europa, es un buen ejemplo de ello. El sitio está diseñado como un catálogo de ofertas y promociones de tratamientos: «Ovodonación, desde 134 euros al mes, ¡Todo incluido!» o «Tu FIV, desde 78 euros al mes y ahora !con dos intentos!, solo desde 92 euros al mes».

El escaparate digital del Instituto Bernabeu de Alicante no se centra en sus promociones. Pero también se ha rendido a una oferta que puede parecer irresistible para parejas desesperadas por ser padres. En este centro se ofrece un programa con garantía de embarazo viable al cien por cien. Si las parejas que cumplan los requisitos para seguir este programa no consiguen la gestación, el instituto se compromete a devolver el dinero.

Embarazo más un plus

El IVI, el Instituto Valenciano de Infertilidad , otro de los centros punteros en reproducción ha redoblado la oferta con un programa similar, llamado IVI Baby. Con él, su equipo médico no solo se compromete a lograr la gestación sino a que el embarazo sea viable, evolucione y llegue a término. «Damos la opción de que nuestros pacientes recuperen su dinero o tengan a su hijo en casa. Es nuestra garantía de calidad, la manera de explicar que tenemos confianza en nuestros resultados», explica a ABC Amparo Ruiz, directora de IVI Valencia.

Aunque en Medicina es difícil garantizar al cien por cien el éxito de un tratamiento, desde el IVI advierten que no son «suicidas». «Tenemos muy bien estudiado en qué casos puede funcionar», dice, por eso no todos los futuros pacientes o clientes se pueden adherir al programa de niño en casa.

Un tabú

¿Mercantilismo excesivo? La doctora Ruiz cree que es el momento de dejar de lado los «remilgos». Quien viene a una clínica de fertilidad lo primero que pregunta es cuánto le va a costar el tratamiento, dice. «Lo peor que puede ocurrirles es no conseguir un bebé y, además, perder el dinero invertido en la terapia. Nuestros programas no ponen a niños en oferta, son un mensaje de tranquilidad, "si te vas a gastar el dinero en un tratamiento, hazlo con nosotros porque te lo garantizamos". Creo que es un tabú no hablar con claridad cuando hay una terapia médica».