Una imagen de la Nasa muestra al huracán Ofelia al sur de las islas Azores
Una imagen de la Nasa muestra al huracán Ofelia al sur de las islas Azores - EFE
Categoría 3

Ofelia se convierte en el primer gran huracán en el Atlántico oriental

Traerá olas de 7 metros y vientos de 90 kilómetros por hora a la costa gallega

MadridActualizado:

El huracán Ofelia se convirtió ayer en el primer gran huracán (igual o superior a categoría 3) que se forma en el Atlántico oriental. El Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami (Estados Unidos), lo clasificó como huracán mayor cuando Ofelia se encontraba al sureste de las islas Azores. «Es sorprendente, dada la posición en el Atlántico donde está. No hay precedentes parecidos», explica a ABC José Miguel Viñas, consultor de la Organización Meteorológica Mundial.

Con vientos sostenidos de 185 kilómetros por hora, Ofelia se dirige hacia el norte del Atlántico, donde afectará sobre todo a las islas británicas, aunque en su avance también afectará a la costa gallega, donde se esperan olas de unos 7 metros, que en alta mar serán de 9 a 14 metros, y rachas de viento de hasta 90 kilómetros por hora en el litoral, según el aviso emitido por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

No es la primera vez que llegan huracanes a esta parte del Atlántico ni que afecten a nuestro país. Antes de Ofelia lo hicieron Vince, en 2005, y Gordon, en 2006, pero solo alcanzaron la categoría 1 y afectaron a nuestro territorio ya como tormenta tropical.

Ofelia es el sexto gran huracán de esta temporada en el Atlántico, que comenzó oficialmente el pasado 1 de junio y se extiende hasta el 30 de noviembre. El Centro Nacional de Huracanes, que depende de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA), advirtió en mayo que la temporada de huracanes en el Atlántico iba a ser muy activa. Y lo cierto es que lo está siendo. En concreto, la NOAA preveía la formación de entre 11 y 17 tormentas, de las cuales entre 5 y 9 llegarían a huracanes, y entre 2 y 4 serían de categoría mayor, o sea de categoría igual o superior a 3.

Hasta el momento y contando ya con Ofelia, llevamos 15 tormentas, de las que 10 se han convertido en huracanes, y de los que seis han sido igual o superiores a 3 en la escala Saffir-Simpson: María e Irma (categoría 5); José y Harvey (categoría 4), y Lee y Ofelia (categoría 3). Quedan aún un mes y medio para que termine la temporada y ya se ha superado la previsión más pesimista de la horquilla para los grandes huracanes. Todos estos huracanes mayores se han dado en el periodo que el Centro Nacional de Huracanes llama «la temporada dentro de la temporada», más o menos un período de ocho semanas entre mediados de agosto y mediados de octubre que suele ser el más activo y peligroso para la actividad de ciclones tropicales.

Así, según las estadísticas de la NOAA, desde mediados de agosto hasta mediados de octubre se producen el 78% de los días de tormenta tropical, el 87% de los huracanes de categoría 1 y 2 en la escala Saffir-Simpson y la friolera del 96% de los grandes huracanes (categorías 3, 4 y 5).