Estado en el que quedó la parroquia de un barrio de Vigo, donde los vientos superaron los cien kilómetros por hora. Efe

Ocho personas muertas en España y Portugal a causa del temporal de lluvia y viento

El temporal que azota España continuará hoy en la mayor parte de la Península, donde se prevé que se repitan las rachas de viento de más de 100 kilómetros por hora que ayer causaron destrozos en muchas Comunidades. Castilla y León y Galicia fueron las más afectadas por la lluvia y el viento, que aislaron al menos 34 pueblos. Dos personas murieron en un accidente de tráfico en Zamora. En Portugal el temporal ha causado seis víctimas.

MADRID. ABC
Actualizado:

Todas las Comunidades autónomas, excepto Extremadura y las islas Canarias, permanecieron ayer en alerta a causa de las intensas lluvias y las fuertes ráfagas de viento, que llegaron a alcanzar los 120 kilómetros por hora en la cornisa cantábrica. Esta situación provocó la caída de árboles y tejados, sobre todo, en Galicia, lo que ocasionó, a su vez, problemas de circulación en la red viaria. Los fuertes vientos llegaron a provocar la caída de tejas, árboles y carteles publicitarios sobre las carreteras, lo que hizo imposible la circulación en varias zonas, sobre todo, en Ferrol.

CORTES DE LUZ

El temporal provocó cortes en el suministro eléctrico en medio centenar de localidades de la Comunidad gallega. Las intensas ráfagas de viento causaron importantes daños en las instalaciones eléctricas de Unión Fenosa en las cuatro provincias gallegas, informa C. Torres. Según fuentes de la empresa, más de 550 trabajadores de la compañía trabajan para reponer el suministro al mayor número de clientes. Las adversas condiciones meteorológicas afectaron también a los tres aeropuertos gallegos, que tuvieron que cancelar varios vuelos y desviar un avión procedente de Madrid.

RIOS DESBORDADOS

Castilla y León fue otra de las Comunidades más afectadas por el temporal con treinta y cuatro pueblos aislados y dieciséis puertos cerrados al tráfico a causa de las intensas nevadas caídas. La lluvia provocó la crecida de los ríos Eria y Órbigo en la comarca de Benavente y Los Valles, aunque no hubo que establecer el estado de alerta. El principal aumento del nivel de los ríos se espera a partir de hoy, cuando llegue el agua del deshielo de las montañas leonesas. Las compuertas del embalse de Agavanzal fueron abiertas para desembalsar agua a 220 metros cúbicos por segundo y mantener un nivel de seguridad por las crecidas que puedan producirse en los próximos días. En la comarca de Lerma (Burgos), la situación fue bien distinta. Tierras anegadas y algunos inmuebles afectados fue la consecuencia de la crecida del río Arlanza. El Bullaque se desbordó a su paso por el municipio de Piedrabuena, en Ciudad Real, aunque la crecida sólo afectó a zonas de campo próximas al río en las que no existen viviendas. Menos suerte tuvieron seis familias de Cuenca que fueron desalojadas de sus chalés después de que se derrumbara un muro que rodeaba parte de los jardines de sus casas y cayera sobre cinco coches que se encontraban aparcados en las inmediaciones. El temor a que el corrimiento de tierras pudiera haber afectado a la estructura de las casas obligó a desalojarlas.

SEPULTURAS AL DESCUBIERTO

En el municipio de Atienza, en Guadalajara, el viento y las intensas lluvias provocaron la caída de unos treinta metros de un muro del cementerio, que dejó al descubierto una docena de sepulturas y varios esqueletos. El párroco de la localidad, Agustín González Martínez, tranquilizó a los vecinos y dijo que los restos ya han sido recogidos, guardados y etiquetados, y que serán enterrados una vez que se haya reparado el muro derrumbado. Menos dramáticas fueron las consecuencias del temporal en la ciudad de Salamanca, aunque ésta fue una de las que tuvo mayor número de destrozos, ninguno de ellos de gravedad. El viento arrancó varios árboles y desprendió trozos de las fachadas de numerosas casas, por lo que los bomberos tuvieron que realizar varias salidas para recoger de las calzadas los soportes publicitarios y los toldos derribados por el viento. En la localidad toledana de Tembleque no sólo se destrozó parte del mobiliario urbano. El techo de una fábrica de puertas de madera voló arrastrado por los fuertes vientos que soplaron todo el día y que registraron hasta 85 kilómetros por hora. En La Rioja, Valencia, Murcia y Aragón no hubo que lamentar sucesos de importancia a pesar de que los vientos soplaron a más de 90 kilómetros por hora. Menos fuertes fueron en las islas Baleares, donde alcanzaron los 75 kilómetros por hora, la misma intensidad que en las provincias andaluzas de Málaga, Granada, Almería y Jaén.

VÍCTIMAS EN LA CARRETERA

El temporal provocó también problemas en la circulación por carretera, especialmente en vías secundarias de Cataluña y Castilla y León. La coincidencia del mal tiempo con el fin de semana y los desplazamientos por carretera motivaron a la Dirección General de Tráfico a pedir precaución a los conductores. Durante el fin de semana han muerto en las carreteras treinta y cuatro personas y otras veintinueve han resultado heridas de gravedad, unas cifras que si bien resultan dramáticas, no son muy distintas de las que se registran durante cualquier otro fin de semana. No obstante, la lluvia y el viento han sido la causa de importantes siniestros como el ocurrido ayer en Zamora, en el que dos personas perdieron la vida y otras 22 resultaron heridas como consecuencia del vuelco de un autocar en la N-VI, a la altura de Villabrázaro. Una de las víctimas, C.G.R., de 40 años, es el conductor del autobús de la empresa Auto Res que hacía el trayecto Madrid-Vigo. La otra víctima es el pasajero G.P.M., de 39 años, que murió en el hospital «Virgen Blanca» de León horas después del siniestro. Auto Res afirmó que el accidente fue provocado por las condiciones metereológicas adversas.

SEIS MUERTOS EN PORTUGAL

En Portugal, las fuertes lluvias caídas desde el viernes han causado seis muertos en el norte y centro del país. Los cadáveres de las cuatro personas que habían sido dadas por desaparecidas, una mujer y sus dos hijas y una anciana, fueron encontrados ayer por los equipos de rescate. Sus viviendas habían quedado sepultadas bajo corrientes de lodo. Las restantes víctimas son el conductor de un automóvil que murió al caer su vehículo en un barranco, en la región de Mesao Frio, y un hombre que circulaba en bicicleta por una carretera de la región de Seia.

PREVISIONES METEOROLÓGICAS

El mal tiempo se prolongará durante los próximos días y el viento soplará con fuerza en la mayor parte de la Península. Para hoy se espera que continúen las fuertes rachas de viento y que desciendan las temperaturas. Nevará por encima de los 700 metros en el tercio norte de la Península; de 800 a 1000 metros en el Sistema Central, y a partir de mil metros en las islas Baleares. Galicia seguirá padeciendo la intensidad de la lluvia y el viento, lo mismo que Asturias, Cantabria, el País Vasco y, en menor medida, el litoral andaluz y mediterráneo.