Los objetores creen que la sentencia del TS «no es el final» y recomiendan estar atentos a «actuaciones lesivas»

Los objetores creen que la sentencia del TS «no es el final» y recomiendan estar atentos a «actuaciones lesivas»

N. COLLI / AGENCIAS I MADRID
Actualizado:

Los objetores a la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos (EpC) aseguraron que acatan la sentencia del Tribunal Supremo, pero que esta decisión "no es el final", ya que aún pueden recurrir al Tribunal Constitucional o al europeo de Derechos Humanos, a la vez que recomendaron a los padres que estén atentos a posibles "actuaciones lesivas".

Así, el presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos ( Concapa), Luis Carbonel, aseguró que la tardanza de "nada menos que tres días" para dilucidar sobre la asignatura demuestra que "no estaba tan claro y que hay razones para seguir manteniendo las posturas de los objetores". En este sentido, convino en que "si se confirma que un tercio de los magistrados está en contra de la sentencia mayoritaria, quiere decir que una parte muy importante respalda la tesis de los objetores".

"Es un episodio, pero no es el final", aseveró a renglón seguido y añadió que al igual que hasta ahora los objetores han actuado dentro de los cauces de la legalidad interponiendo los recursos correspondientes que han finalizado en esta sentencia, seguirán haciéndolo ya sea ante el Constitucional o el europeo de Derechos Humanos.

Acatarán la sentencia

Con todo, el consejo de Concapa a los padres es el de acatar la sentencia y recomendar que los menores entren en clase "sin prejuicio de denunciar puntualmente en vía penal o donde proceda cualquier actuación que pueda resultar lesiva contra nuestros hijos o ser contraria a nuestros principios y convicciones".

Por su parte, el asesor jurídico de Profesionales por la Etica, José Luis Bazán, dijo que a falta de conocer los pormenores de la sentencia, los objetores "continuarán adelante" y harán "uso del recurso de amparo en España, y si fuera preciso más allá, el recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos" porque se trata de un derecho fundamental. "Haremos como los padres de Turquía y de Noruega que tuvieron que acudir al tribunal europeo. Ya hay antecedentes", afirmó.

Además, Profesionales por la Etica dejó constancia de que se trata de una cuestión "en la que ha habido una respuesta social masiva contraria a la implantación obligatoria de esta asignatura". "Con independencia de la decisión judicial, lo cierto es que un Gobierno que predica el diálogo, la tolerancia y demás no puede hacer oídos sordos a esta realidad", sostuvo.

Así pues, valoró que "es el comienzo de una segunda etapa en el movimiento objetor que tiene sus ojos puestos en el TC pero que, sin lugar a duda, se ha visto ratificado en sus convicciones". "La convicción ética permanece. Ya haremos uso de las armas que el sistema democrático tiene a su alcance para que al final esta justa reivindicación sea reconocida", concluyó Bazán.

Por su parte, la plataforma Hazte Oír manifestó que "seguirá apoyando" el derecho de los padres a educar a sus hijos "según sus convicciones éticas y morales" tras conocer la decisión del Tribunal Supremo.

Tras señalar que esperará a conocer el texto completo de la sentencia para hacer una valoración, advirtió de que si la resolución "no reconoce que los actuales currículos de EpC pueden vulnerar derechos fundamentales de los menores y de sus padres" aconsejará a las familias objetoras que emprendan acciones judiciales ante el Tribunal Constitucional o, si es necesario, ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.