En la imagen un extranjero hace sus ejercicios en un gimnasio madrileño
En la imagen un extranjero hace sus ejercicios en un gimnasio madrileño - MAYA BALANYA

Año Nuevo 2017Ocho aspectos imprescindibles a tener en cuenta para escoger un buen gimnasio

Analizamos también las ventajas y desventajas de los centros «low cost»

MADRIDActualizado:

Ya saben cómo va esto. Con el año nuevo dejaremos de fumar, le dedicaremos más tiempo a la familia. ahorraremos, seremos mejores personas y, cómo no, el rey de los propósitos: nos apuntaremos al gimnasio. Si por un casual este es el año definitivo para cumplir con esta última promesa, te vamos a dar una serie de consejos para que tu elección sea buena.

No hay que olvidar que, según el informe « European Health & Fitness Market Report 2016», la cifra de usuarios que están abonados a centros deportivos europeos aumentó en 2105 hasta los 52,4 millones, un 3,9% más respecto al año anterior. Entre ellos España ocupa, con 4,9 millones de abonados, el quinto puesto del ránking, detrás de Alemania (9,5 millones), Reino Unido (8,8 millones), Francia (5,2 millones) e Italia (5,1 millones). Además, seis de cada diez personas que practican deporte en este país, el 58,8%, suelen utilizar gimnasios para ello, ya sean privados, públicos o pertenecientes a clubes deportivos, según la última « Encuesta de Hábitos Deportivos en España», elaborado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Pero, ¿cómo debe ser la maquinaria?, ¿y la música o el clima?, ¿es conveniente apuntarse a los gimnasios « low cost»?, ¿cómo debe ser el espacio? En definitiva, ¿qué características debe tener mi centro para que sea el adecuado? A continuación le ofrecemos una serie de recomendaciones a la hora de escoger el suyo de cara a 2017.

1. Contrato

Se trata de uno de los primeros aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de inscribirnos a un gimnasio, pues muchos exigen una permanencia anual o semestral. En el caso de firmar, eso te obligaría a pagar dicha cuota, independientemente de tus circunstancias personales o imprevistos tales como cambios de domicilio, viajes o enfermedades. Ten en cuenta que muchos gimnasios no ofrecen reembolsos por causas como estas, así que es recomendable obtener toda la información pertinente al respecto y leer bien la letra pequeña antes de firmar.

2. Espacio

Es la característica más evidente y una de las más importantes. Es imprescindible que el especio esté en unas condiciones higiénicas adecuadas, así evitaremos la aparición de irritaciones, sarpullidos u hongos, entre otras cosas. Y, además, es imprescindible una buena organización del inmueble. Los expertos recomiendan que el espacio se encuentre dividido en dos áreas: cardiovascular y físico. La mayoría de los gimnasios hoy en día dedican un porcentaje muy elevado de sus instalaciones a las clases de gimnasia aeróbica, pero lo hacen en muchas ocasiones reduciendo demasiado la zona dedicada a la musculación y el fitness. Por este motivo debes tener en cuenta qué estás buscando y el tipo de ejercicio que quieres realizar, pero que disponga de un amplio sector para ejercicios con pesas es un punto a favor.

Otro de los aspectos a tener en cuenta son la música o la aclimatación, ambos imprescindibles para que los clientes se sientan a gusto y no pierdan la motivación. Por eso hay que evitar los gimnasios en los que la música está demasiado alta y acabe resultando molesta —recuerde que solemos estar más de una hora en las instalaciones—, o en los que la temperatura no sea la adecuada. En ocasiones, no hay aire acondicionado, está estropeado o no se nota por el elevado número de usuarios en el recinto.

3. Maquinaria

Debemos buscar un gimnasio que posea una buena cantidad de máquinas para poder realizar tanto ejercicios aeróbicos como de musculación, según recomienda SpainFitness.com. No debería confiar en un centro que posea solo unas cuantas mancuernas, un par de barras, unas pocas bicicletas fijas, cintas de correr y máquinas elípticas.

Es importante, por supuesto, el estado y la calidad de estas con el objetivo de obtener de ellas el mayor beneficio posible. De nada sirve la variedad y el número de máquinas si no son de buena calidad o están defectuosas. La que no hayan sido sometidas a un mantenimiento riguroso podrían causarle alguna lesión indeseada. Por esa misma razón deberíamos desconfiar de aquellos gimnasios que tienen máquinas estropeadas o en continuo proceso de reparación.

4. Personal

Cada usuario no es solo un número que paga su cuota mensualmente y al que se le deja usar la maquinaria del gimnasio, sino una persona a la que los profesores y entrenadores del centro deben tratar con mimo y de manera personalizada si así lo precisa. Deben ser capaces de ofrecerte una rutina personalizada, dependiendo de su condición física y de los objetivos que persigue, así como controlar que realice los ejercicios de manera correcta y corregir sus errores. Esta es la razón por la que es bueno buscar gimnasios donde haya una buena cantidad de asesores y entrenadores personales, lo que contribuirá considerablemente a mejorar nuestro entrenamiento. En algunas ocasiones hay un número muy reducido de personal en la «hora punta» del centro, lo que hace complicado encontrar a un entrenador que resuelva nuestras dudas.

5. Servicios alternativos

Los buenos gimnasios poseen tratamientos paralelos y no menos importantes, como los masajes, las sesiones de relajación, la piscina, la sauna y otras terapias alternativas, excelentes complementos para cualquier actividad física. Algunos gimnasios también ofrecen servicio de entrenador personal por una suma extra. Pero entre todos estos, el más importante es posiblemente es servicio de fisioterapia, para atender las previsibles lesiones y realizar el seguimiento de los clientes ante una lesión.

Recientemente se ha puesto también de manifiesto la importancia de contar con desfibriladores externos semiautomáticos (DESA). De hecho, la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID) y ESFOREM Formación de Emergencias firmaron en octubre un acuerdo de colaboración para facilitar y promover su instalación. El jefe del Servicio de Cardiología de HM Hospitales-HM CIEC, Francisco Javier Parra, puso especial hincapié en el tiempo de actuación ante casos de accidentes cardiacos: «Por cada minuto que transcurre en una parada cardiorespiratoria se reducen las probabilidades de supervivencia de la víctima en un 10%, por lo que es vital actuar antes de los cuatro minutos».

6. Clases

Este es uno de los principales atractivos para los usuarios que se apuntan al gimnasio para perder los kilos de más acumulados durante las Navidades o el verano. Por eso es importantes que los gimnasios cuenten con una amplia oferta de clases para bajar nuestro porcentaje de grasa corporal o aumentar nuestra resistencia. Las más adecuadas para eso son:

- Spinning: aunque trabaja la resistencia muscular, ofrece excelentes resultados a la hora de perder peso, pues conlleva un gasto calórico elevado. La mayoría del trabajo lo realizan las piernas, el grupo muscular más grande de nuestro cuerpo y el que demanda más energía. Pero no nos engañemos, también trabajará el abdomen y el corazón.

- Running: es una de las actividades más completas que podemos realizar, por eso la mayoría de los gimnasios incluyen cintas para correr. Sin embrago, otros hasta cuentan con club de corredores. A lo mejor esta es tu opción.

- Entrenamiento por intervalos: en muchos centros aparece bajo nombres como «entrenamiento en circuito», «circuit training» o «metabolic class». Sin embargo, su nombre correcto es HIIT (Entrenamiento de Intervalos de Alta Intensidad, según su traducción al español). Es una de las actividades más adecuadas para bajar peso. Se trata de un entrenamiento, generalmente en circuito, en el que se combinan intervalos de trabajo cardiovascular o de fuerza de alta intensidad con otros intervalos de descanso activo o recuperación, con los que se trabaja todo el cuerpo y se gastan más calorías, incluso en los momentos de reposo.

- Body combat, body pump y body balance: la combinación de estos ejercicios nos ayudan a quemar calorías casi sin darnos cuentas, ya que se trata de clases coreografiadas muy divertidas. Para una semana en la que vayamos a ir al gimnasio cinco días, lo expertos aconsejan realizar dos días body combat, otros dos de body pump y uno de body balance. La más intensa son las primeras, una hora realizando secuencias de movimientos de artes marciales, boxeo y capoeira. Con el body pump tonificarás el cuerpo a base de entrenamiento con pesas, y con el body balance trabajarás los músculos y la mente combinando ejercicios de yoga, pilates y tai-chi.

- Step, aeróbic y aerodance: se trata de un entrenamiento aeróbico, acompañado de música y coreografiado, que requerirá cierta coordinación y concentración. Con estas clases trabajas más el tren inferior, por lo que no es mala idea complementarla con un trabajo de pesas para el pecho y los brazos. En cualquier caso, puedes combinar estas tres actividades entre sí o con cualquiera de las anteriores.

7. Mejoras

El gimnasio debe mejorar a medida que lo hace tu cuerpo con el ejercicio. Lo más evidente es renovando sus máquinas, pesas y poleas, asegurándose de que el centro está al día de las últimas tendencias y novedades en todos los ámbitos del mundo del ejercicio. Pero también debería preguntar si los profesores y entrenadores acuden a realizar cursos de perfeccionamiento para renovar sus conocimientos. Esto, sin duda, revertirá en su beneficio.

8. Ubicación

La ubicación es un ámbito a tener en cuenta y, casi siempre, el único que suelen tener en cuenta los usuarios para realizar su elección. Evidentemente, lo ideal es buscar un gimnasio con todas las características anteriormente expuestas, lo más cerca posible de su domicilio o lugar de trabajo. Así evitaremos largos desplazamientos en coche o transporte público que mellen en su determinación de ponerse en forma.