Campaña de la FAD

No llame «whisky» a su perro: la FAD pide ayuda para erradicar el alcohol en menores

La entidad inicia una campaña en la que da ideas a los ciudadanos para contribuir a la lucha contra el consumo en menores

Actualizado:

No llame «Whisky» a su perro, no le de a «me gusta» en las fotos de borracheras, no mire hacia otro lado cuando vea a un menor bebiendo en el parque, no justifique a los jóvenes diciendo que «son cosas de la edad». Son algunas de las peticiones que la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción le hace a usted, como miembro de la sociedad, para intentar frenar el consumo de alcohol en menores. Se calcula que cada mes se producen unas 480.000 borracheras en este colectivo.

«Con las cifras que tenemos es responsabilidad de los adultos ser firmes contra el consumo» en menores, ha explicado Ignacio Calderón, vicepresidente de la FAD. En rueda de prensa, Calderón ha presentado la nueva campaña de concienciación puesta en marcha por la entidad, que busca que los españoles pasen de pensar que el consumo de alcohol en menores «no es problema suyo» a pensar «qué puedo hacer yo».

La campaña titulada «Bienvenidos al Trecho» invita a la sociedad a ir a «El Trecho», el camino para pasar del «dicho» (decir que ningún menor debería beber alcohol) al «hecho» (que ningún menor beba alcohol). Porque, según ha denunciado Calderón, los mensajes médicos sobre los riesgos de las bebidas espirituosas no calan en la sociedad y los jóvenes cada vez más consumen alcohol «en atracón». «Es algo que me tiene espeluznado», ha dicho el vicepresidente de la FAD.

Más que una ley

Para intentar cambiar estas actitudes, el vicepresidente de la FAD ha explicado que «hace falta más que una ley», en referencia a la futura norma que regulará el consumo en menores. «Hay que poner en marcha muchas cosas, entre ellas la comunicación con la sociedad a través de campañas, dispositivos de ayuda a la familia o programas de intervencion escolar».

«Yo he pedido al Gobierno que esa ley no sea solo una ley represiva sino que promueva la acción preventiva, educativa, con normas de control, que tienen que existir y que son muy importantes, pero yo sería disciplinariamente muy sancionador con los que facilitan el consumo», ha añadido Calderón.