La primera monja imputada por el robo de niños declarará mañana ante el juez
Marisol Hernández busca a su hijo gemelo, robado en el hospital Gregorio Marñón y dado por muerto - San Bernardo
la menor fue sustraída de la clínica santa Cristina de Madrid

La primera monja imputada por el robo de niños declarará mañana ante el juez

Las pruebas de ADN confirman la relación biológica entre la madre y la hija, que fue robada en marzo de 1982

madrid Actualizado:

La religiosa María Gómez Valbuena declarará mañana como imputada ante el juez Adolfo Carretero, por un delito de detención ilegal y falsedad en documento. Se le implica en el «caso de los niños robados» por la desaparición de una menor de edad en la clínica Santa Cristina en marzo de 1982, informaron fuentes jurídicas a Efe.

La declaración tendrá lugar horas antes de que los ministros de Justicia, Interior y Sanidad, Alberto Ruiz-Gallardón, Jorge Fernández-Díaz y Ana Mato, así como el fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, se reúnan con las asociaciones de víctimas para tratar este asunto.

Sor María desfilará por el Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, una semana después de que María Luisa Torres ratificara, ante el magistrado, la denuncia contra la religiosa, que actualmente vive en un convento de la capital con las hermanas de la Caridad.

Esta religiosa trabajó en la maternidad de Santa Cristina de Madrid y se la vincula con el doctor Eduardo Vela, relacionado también a la trama que investiga en toda España los casos de bebés robados.

Pruebas de ADN

En concreto, la denuncia que investiga Carretero es el caso de una madre que dio a luz a su hija en marzo de 1982 en la clínica Santa Cristina de Madrid. Sobre la mesa, el juez tiene pruebas de ADN que confirman la relación biológica materna entre la madre y la hija, algo fundamental que ha propiciado que siga adelante la investigación.

Por estos hechos, se imputa a la religiosa un delito de detención ilegal y falsedad documental. No obstante, este delito podría pasar a uno de sustracción de menores, ya que este tipo penal no tiene carácter permanente como sería el de detención ilegal, según han indicado las mismas fuentes.