El pequeño tomó más de 180 pastillas de metanfetamina
El pequeño tomó más de 180 pastillas de metanfetamina - EFE

Un niño de ocho años muere tras confundir las pastillas de metanfetamina de su padre con cereales

El progenitor no llamó a la policía por miedo a volver a la cárcel, evitando así que se pudiese salvar la vida de su hijo

Actualizado:

El suceso ha ocurrido en Indiana, Estados Unidos, cuando Curstis Colman, un niño de 8 años, ha muerto tras ingerir más de 180 pastillas de metanfetamina, creyendo que eran cereales para desayunar, situados en un pequeño plato de la cocina.

La droga pertenecía a su padre, que ya contaba con antecedentes penitenciarios, por lo que cuando éste descubrió lo que había sucedido, amenazó con suicidarse y se negó a avisar a equipos sanitarios y a la policía por miedo a volver a la cárcel, por lo que evitó que se pudiese salvar la vida de su hijo.

Según informa el medio de comunicación «Daily Mail» sobre el hecho que aconteció el pasado 21 de junio, «Las autoridades que investigan el caso aseguran que Curtis Collman ingirió una dosis suficiente como para acabar con la vida de un adulto», y así lo demuestran los resultados de las pruebas de toxicología que se practicaron al menor que se hicieron públicas el 2 de agosto.

Tras ingerir el plato con las pastillas, Collman empezó a encontrarse mal y comenzaron los ataques de convulsiones. Fue en ese momento en el que el pequeño necesitaba ayuda sanitaria con urgencia, cuando el padre comprendió lo que había ocurrido y se negó a socorrerle. Cogió al menor y lo llevó a casa de sus padres donde finalmente falleció.

En estos momentos los agentes de Indiana se encuentran investigando el caso, mientras que el padre ya ha sido acusado de homicidio, tenencia de drogas, delitos de abuso sexual y robo de armas de fuego.