Una niña de ocho años publica su batalla día a día contra el cáncer que finalmente ha superado

Tras 52 duras sesiones de quimioterapia, Delfina, que mostró el día a día de su lucha en Facebook, ha anunciado que ha superado un linfoma de Burkitt

ABC
Actualizado:

El cáncer es una enfermedad que no solo afecta al paciente, sino a toda la gente que le rodea. Sentirse apoyado es una parte vital para enfrentar una lucha encarnizada a vida o muerte ante esta enfermedad. Y, a veces, el final de la historia puede llegar a ser feliz.

En el caso que le atañe a Delfina, una niña de ocho años de Tucumán (Argentina), el respaldo ha sido determinante. La familia de la pequeña encontró en las redes sociales su plataforma para continuar con la lucha contra la enfermedad: «Todos por Delfi», un grupo creado en Facebook y a través del cual hemos podido conocer su historia.

El diagnóstico de la niña cayó como un jarro de agua fría en su madre, Mayra, y su marido, cuando se enteraron de que tenía un Linfoma de Burkitt, una enfermedad muy invasiva y que avanza muy rápido. El pronóstico era desalentador.

Desde entonces, se propusieron ir publicando la lucha de Delfina en su página creada. Con coraje y entereza, la niña encaró 52 sesiones de quimioterapia, además de diversos estudios e intervenciones.. La familia se volcó en cuerpo y alma: «Teníamos un negocio, pero como yo era la que cocinaba y ya no podía hacerlo para acompañar a mi hija durante todo el tratamiento, cerramos. En el hospital nunca tuvimos un gasto y los medicamentos nos llegaron a través de la Fundación Flexer», contó la madre en la red.

El encargado médico de darle la vuelta a una difícil situación fue el oncólogo Juan José Chaín, que trabaja en el servicio de Hemato Oncología del Hospital del Niño Jesús, y junto a su equipo han sido los «ángeles de la guarda» de Delfina. «Su héroe», opina la familia de la pequeña.

El caso conmocionó a los internautas y se desató una campaña solidaria para ir siguiendo de cerca el proceso de lucha contra la enfermedad. Mientras, Delfina sufría enfrentando a los dolores. «La primera vez que me internaron pensaba que me iban a tratar mal, yo no les contestaba nada, pero después me acostumbré a los doctores, a las inyecciones. Ya no lloro cuando me sacan sangre», contaba la pequeña.

Tras muchos días de lucha, llegó la noticia más esperada por todos los seguidores del grupo. El 19 de julio anunciaron que la enfermedad ya no estaba activa. La fotografía con la pequeña sujetando un cartel en el que informa de que ha vencido al cáncer se hizo viral. Con todo, la lucha no ha terminado: «Lamentablemente hay muchas posibilidades de que la enfermedad vuelva ya que este cáncer es muy agresivo e invasivo. Es nuestra triste realidad», termina diciendo la familia.