Una mujer duerme la siesta
Una mujer duerme la siesta - Roldán Serrano

Las mujeres deberían tumbarse diez minutos en el sofá al llegar a casa después del trabajo

Un estudio aconseja esta medida tras demostrar que las mujeres tardan mucho más tiempo que los hombres en liberar el estrés

Actualizado:

Un estudio del Departamento de Medicina Ocupacional de la Universidad de Aarhus (Dinamarca) indica que las mujeres deberían tumbarse un rato en el sofá para quitarse el estrés al llegar a casa.

Según Ane Marie Thulstrup, directora del estudio, se ha comprobado mediante análisis de orina que los niveles de estrés de hombres y mujeres son muy diferentes cuando acaban de trabajar. En los hombres, parece que se liberan del estrés en cuanto cierran la puerta del despacho, pero las mujeres continúan con él varias horas después, hasta las 10 o las 11 de la noche. Así que su consejo es tumbarse diez minutos al volver a casa, en el sofá «aunque los niños te suban por encima mientras lo haces».

Además explica que el problema es muy importante en Dinamarca donde el 70% de las mujeres trabaja fuera del hogar, comparado con otros países de la UE, en los que trabaja como media el 59%. Y, a pesar de todo lo que se dice sobre la igualdad de géneros, las mujeres danesas dedican al trabajo de casa una media de 243 minutos, mientras que los hombres solo lo hacen 186.