Una mujer que trabajaba de lavaplatos recibirá 20 millones de euros por obligarla a trabajar los domingos

Un jurado le otorgó a Marie Jean Pierre 21,5 millones de dólares al sentenciar que su jefe violó sus derechos religiosos al pedirle repetidamente que trabajara los domingos y finalmente despedirla

Actualizado:

Una mujer que trabajaba como lavaplatos en un lujoso hotel de Miami ganó una demanda de 21 millones dólares. Marie Jean Pierre, de 60 años, trabajó como lavaplatos durante más de 10 años en el Conrad Miami Hotel pero fue despedida en marzo del 2016 por no trabajar los domingos para ir a la iglesia, según informa NBC News. Pierre, nacida en Haití, dijo que fue despedida por su jefe después de dejar de ir a trabajar seis domingos para asistir a la iglesia bautista Bethel en Miami.

Ella asegura que cuando la contrataron dijo que no podía trabajar los domingos por sus creencias religiosas y no debió haber sido obligada a asistir al trabajo en los domingos que faltó. «Yo amo a Dios. No trabajo el domingo porque el domingo honro a Dios», dijo Pierre a NBC 6 Miami. Su demanda en contra de su empleador cita que habrían violado la ley de derechos civiles de 1964 que protege a los trabajares de la discriminación basada en su raza, religión, sexo u origen nacional.

Un jurado en la corte federal le otorgó 21 millones por daños, además de 35.000 dólares en salario atrasado y 500.000 dólares por sufrimiento emocional y angustia mental. La compañía expresó su descontento con la decisión del jurado y su intención de apelar. «Durante los 10 años que estuvo la señora Pierre con el hotel, se hicieron múltiples concesiones para acomodar sus compromisos personales y religiosos», expresó la empresa Hilton en un mensaje.

El abogado de Pierre, Marc Brumer, dijo que espera que este caso deje un precedente. «Sin importar que tamaño tengas, si vas a usar la sangre y el sudor de tus trabajadores, tienes que acomodarlos o al menos dejarlos creer en sus creencias religiosas».