La mujer nigeriana fallecida ejercía la prostitución

La mujer nigeriana fallecida ejercía la prostitución

Residía en un «piso patera» de Palma de Mallorca

JOSEP MARIA AGUILÓ | PALMA DE MALLORCA
Actualizado:

La mujer nigeriana de 33 años que falleció el pasado jueves en Palma de Mallorca, en el Hospital de Son Llàtzer, víctima de la nueva gripe, se dedicaba a la prostitución en la zona turística de Punta Ballena, en el municipio mallorquín de Calvià, según confirmaron fuentes policiales.

Había llegado de Madrid hacía varias semanas y residía en la capital balear, en la calle Tomàs Rullàn, ubicada en la barriada de Son Gotleu, una de las zonas más humildes de la ciudad y a la vez con mayor presencia de inmigrantes. La víctima vivía en una «piso patera» con otras familias extranjeras. El domicilio está habitado ahora por entre cinco y diez personas, según fuentes solventes.

Un mediador social municipal de origen nigeriano habló ayer, a título personal, con esas personas para aconsejarles que vayan a un centro de salud con el fin de hacerse unos análisis y comprobar si han sido infectados con la gripe A.

Con documentación legal

Cabe recordar que la víctima había acudido el pasado viernes al centro de salud Escuela Graduada, en Palma de Mallorca, al parecer con una tarjeta sanitaria que no era suya, aunque tenía documentación legal para residir en España. En el centro le diagnosticaron un proceso gripal, por lo que se le aconsejó que tomase paracetamol y que descansase en su domicilio. Dos días después, su estado se agravó, y acudió al Hospital de Son Llàtzer, donde ingresó con una neumonía bilateral. Al no responder al tratamiento, pasó a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) el pasado martes, y falleció a primera hora de la mañana del jueves.

Por otra parte, y aconsejadas por la Policía Local de Calvià, varias compañeras de la víctima acudieron el pasado jueves al Hospital de Son Dureta de Palma de Mallorca para hacerse unos análisis, siendo dadas de alta todas ellas, incluida una mujer que presentaba síntomas de un posible proceso gripal.

Por último, el consejero de Salud, el socialista Vicenç Thomàs, reiteró ayer el mensaje de tranquilidad expresado el pasado jueves, y afirmó que los servicios sanitarios de Baleares están totalmente preparados para abordar cualquier situación relacionada con la gripe A, así como para tomar las medidas de prevención necesarias para poder anticiparse a cualquier posible eventualidad.