Jolandi Le Roux y su marido
Jolandi Le Roux y su marido - FACEBOOK

Una mujer muere al caer por un acantilado cuando celebraba su cumpleaños en la montaña

Jolandi le Roux cumplía 31 años y pasaba el día con su marido, Andrew, de 33

Actualizado:

Jolandi le Roux cumplía 31 años y estaba pasando un gran día en compañía de su marido, Andrew, en una montaña en Ciudad del Cabo. A más de 150 metros de altura, el matrimonio se encontraba en una zona de picnic cuando a ella se le ocurrió que su esposo podía hacerle una foto mientras simulaba que saltaba sobre el sol. Sin embargo, durante la instantánea, la mujer perdió el equilibrio y cayó por el acantilado, informa «The Sun».

Su marido, de 33 años, logró descender hasta cien metros por la montaña, pero no pudo alcanzar el lugar donde había caído su mujer. Los equipos de rescate tardaron tres horas en poder rescatar el cuerpo, pues se trata de una zona con muchas dificultades.

Andrew y Jolandi se habían casado en una playa cercana el septiembre del año pasado, por lo que era frecuente que fueran por esa zona a realizar actividades tales como senderismo o ciclismo. Sin embargo, los investigadores creen que la pareja no hizo caso a las señales de advertencia que prohibían el paso a la zona que da al acantilado, en la que un cartel advierte: «¡Precaución! Vientos fuertes y acantilados empinados. Por favor, permanezca detrás de la valle en todo momento».

Uno de los miembros del equipo de resate dijo haberse sorprendido mucho por cómo encontró a Andrew intentando salvar a su mujer: «Arriesgó su vida tratando de alcanzar a su esposa, pero no pudo. Fue desgarrador, pero habría sido un suicidio seguir adelante».

Los equipos de rescate, en la zona
Los equipos de rescate, en la zona - METRO RESCUE SERVICES

Matthew Young, de 33 años, escalador con mucha experiencia y médico, fue el encargado de rescatar el cuerpo de la mujer. «Las rocas caían a mi alrededor. Una de ellas era tan grande como el motor de un coche», explicó. Cuando llegó al cuerpo de Jolandi, confirmó su muerte, pues las múltiples fracturas en la cabeza y el cuerpo la habían matado mientras caía.