Muere tras una cesárea el bebé de una niña de 12 años violada a la que negaron el aborto

El Hospital Materno Infantil Dr. Héctor Quintana de la provincia argentina de Jujuy informó de a muerte del bebé, que nació tras 24 semanas y media de gestación

Actualizado:

La interrupción del embarazo fue ordenada por el gobernador de la provincia argentina de Jujuy, Gerardo Morales, después de que los médicos que debían practicar el aborto se negaron a realizar el procedimiento, debido al estado avanzado del embarazo, según informa La Nación.

Pero el ministro de Salud de Jujuy, Gustavo Bouhid, informó que finalmente se había consensuado con la niña y sus padres la realización de una cesárea, por la seguridad de la menor, pero también con la intención de salvar al feto, que ya era viable. Una decisión que fue criticada tanto por partidarios del derecho al aborto como por los grupos «pro vida».

Los primeros consideraron que las autoridades no habían respetado el derecho de la menor a realizarse un aborto y que la ley penal no establece plazos máximos para realizar el procedimiento. Los segundos señalaron que interrumpir un embarazo a las 24 semanas representaba una forma de tortura para la beba y que ponía su vida en riesgo.

Según las autoridades de Jujuy los protocolos de la provincia no permitían realizar un aborto después de la semana 22 de gestación, por lo que la cesárea brindaba la única manera de poner fin al embarazo.

La familia de la niña descubrió que estaba embarazada porque una semana antes de la cesárea había tenido dolores abdominales. Entonces fue al hospital y los médicos determinaron que estaba embarazada de 23 semanas y media.

El bebé nació con 703 gramos y recibió todos los cuidados necesarios para lograr que sobreviviera. Sin embargo, tras cuatro días, murió.