Foto publicada en su cuenta de Twitter por los Bomberos de Mallorca
Foto publicada en su cuenta de Twitter por los Bomberos de Mallorca - TWITTER

Muere «Perry», el héroe de Sant Llorenç

Los Bomberos de Mallorca anuncian el fallecimiento de uno de los perros que colaboraron en las labores de búsqueda tras la trágica riada

Actualizado:

Los Bomberos de Mallorca informaron este viernes, a través de su cuenta oficial de Twitter, de que ayer murió «Perry», que fue uno de los perros que participaron en las labores de búsqueda tras la riada que tuvo lugar en octubre del pasado año en el municipio mallorquín de Sant Llorenç des Cardassar. Esta semana se ha cumplido, precisamente, el primer medio año de ese trágico suceso.

En la citada nota de los Bomberos de Mallorca, se recuerda que «Perry» era uno de los perros del Grupo Canino de Búsqueda del citado cuerpo. Asimismo, se recalca que formó parte de esa unidad durante ocho años y que participó «en muchas búsquedas», la última, precisamente, en las inundaciones de Sant Llorenç. El mensaje de cariño y de afecto de los Bomberos concluye con un «¡Gracias Perry!».

Cabe recordar que las torrenciales lluvias caídas sobre el noreste de Mallorca el 9 de octubre de 2018 dejaron un trágico balance de 13 víctimas mortales, decenas de familias sin hogar, 415 vehículos destrozados y cuantiosas pérdidas materiales. El hecho determinante en la catástrofe vivida entonces fue el desbordamiento del torrente de Sant Llorenç, que tuvo lugar en torno a las siete de la tarde de aquel día.

Apoyo y solidaridad

Fueron horas y luego días de mucho dolor, pero también de gran apoyo desde todos los ámbitos. Cabe destacar, en ese sentido, la visita que los Reyes realizaron a Sant Llorenç poco después de la catástrofe, y con posterioridad su asistencia al funeral celebrado en el municipio de Manacor en memoria de todas las víctimas. Hubo también gestos que dieron la vuelta al mundo, como el del tenista Rafa Nadal quitando el lodo de las calles de Sant Llorenç como un ciudadano anónimo más. A ello hay que añadir su donación de un millón de euros para los damnificados.

En las primeras horas tras el suceso, el mismo 9 de octubre, se movilizaron hacia las zonas afectadas unas 200 personas en total, entre agentes de la Guardia Civil, bomberos del Consell de Mallorca y efectivos del 061, Protección Civil, Salvamento Marítimo, Policía Local, Policía Nacional y Dirección General de Emergencias. Horas después, se sumaron a los trabajos de rescate efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME). En ese contexto, fue determinante también la ayuda del Grupo Canino de Búsqueda, con héroes como «Perry».

Por otra parte, no cabe olvidar el ejemplo de los cientos de voluntarios que en los días posteriores a la tragedia ayudaron también en todo tipo de tareas de apoyo.