1997: La periodista paloma Gómez Borrero entrega a SU Santidad el Papa, un ejemplar de su obra «Juan Pablo, amigo» - ABC

Muere Paloma Gómez Borrero

La periodista ha fallecido este viernes en Madrid a los 82 años. Hace solo dos semanas fue diagnosticada de un cáncer de hígado que la mantenía postrada en la cama de un hospital desde hace varios días, según ha podido saber ABC

MADRIDActualizado:

Hace solo unos meses, recogía el Premio Iris Toda una Vida en la edición de 2016 que concede la Academia de Televisión. Con más de 50 años de carrera a sus espaldas, y cumplidos los 82 años el pasado mes de agosto, confestaba que no le gustaba el periodismo de cotilleo y que, después de que este premio hubiese recaído en manos de amigos admirados y maestros, como Jesús Hermida, Miguel de la Quadra Salcedo o Chicho Ibáñez-Serrador, se sentía «enormemente feliz de ser tan querida en esta bendita profesión». Paloma Gómez Borrero fue la primera mujer corresponsal en El Vaticano, donde cubrió la información de cuatro Papas durante tres décadas en Italia y la Santa Sede.

Hace solo dos semanas fue diagnosticada de un cáncer de hígado que la mantenía postrada en la cama de un hospital desde hace varios días, según ha podido saber ABC. Gómez Borrero falleció este viernes en Madrid a las 20.00 horas, confirmaron fuentes familiares.

Las mismas fuentes añadieron que el cadáver de Gómez Borrero ha sido trasladado al tanatorio madrileño de Tres Cantos, en donde a partir del mediodía de este sábado se instalará la capilla ardiente, se ofrecerá una misa por su alma y a las 21:00 será incinerada.

Paloma Gómez Borrero, madrileña de nacimiento, desarrolló gran parte de su actividad profesional de periodista en Italia y el Vaticano como corresponsal de RTVE y Cope y estaba en posesión de numerosos premios y distinciones, además del mentado Iris, el último que recogió en vida.

Su trabajo más importante lo desarrolló en la cadena Cope, que esta noche anunciaba su fallecimiento con pesar. Hasta junio de 2012 fue corresponsal de esta emisora desde Roma-Vaticano, donde cubrió todos los grandes eventos religiosos de la Iglesia Católica.

Ella siempre recordaba que «la Santa Sede era el lugar más fácil, quizás el mayor del mundo, para trabajar». «Basta con ser humilde», declaró con un sentido del humor del que siempre hacía gala. Lo dijo en la presentación de uno de sus más de docena de libros, «De Benedicto XVI a Francisco. El cónclave del cambio» (Editorial Planeta).

Ha colaborado en buena parte de los magazines que ha conducido una buena amiga, María Teresa Campos, y en la actudalidad colaboraba con espacios de 13TV y de TVE, como en la tertulia de «Amigas y conocidas» de La 1 de TVE.

29 vueltas al mundo

Paloma Gómez Borrero dio más de 29 vueltas al mundo siguiendo los viajes del Papa. El pasado mes de noviembre los contaba con su cordialidad siempre cercana: «El primer viaje que hice fue con Pablo VI y lo último que he hecho es el cierre de la Puerta Santa con el Papa Francisco. Sigo en la brecha». Y añadió unas palabras que hoy adquieren mayor significado: «Te pueden jubilar las circunstancias: la salud, que te falle la voz o tengas que ir en silla de ruedas, bastón y comiendo sopitas».

En el mismo acto agradeció emocionada su premio a Italia, «que ha sido muy generosa» con ella, contó, y también por su acompañamiento perpetuo a su marido y a sus tres hijos. Unió en una frase lo que más amaba del planeta, su familia y su oficio: «Ellos han sido mi apoyo y mucho de lo que soy en esta profesión se lo debo a la santa paciencia de mi marido y mis hijos. La de veces que les he dejado comiendo en la mesa para irme a mandar una crónica».