Muere el padre de la antropología contemporánea

Considerado uno de los intelectuales más relevantes del siglo XX, Claude Lévi-Strauss ha muerto a los 100 años

EFE
MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Nacido en Bruselas, Bélgica, el 28 de noviembre de 1908, en el seno de una familia de intelectuales franceses de origen judío, Claude Gustave Leví-Strauss realizó los estudios secundarios en el liceo Janson de Sailly en París. A continuación se licenció en Derecho por la Universidad de París; en 1931 obtuvo la agregaduría en Filosofía por la Universidad de la Sorbona y en 1948 el doctorado en Letras, también en esta Universidad parisina.

Después de dos años como profesor en los liceos de Mont-de-Marsan t de Laon, fue nombrado miembro de una misión universitaria en Brasil y de 1935 a 1939 ejerció como profesor en la Universidad de Sao Pablo (Brasil). Durante este periodo organizó y dirigió varias expediciones etnográficas al centro de Brasil (al Mato Grosso y la Amazonia). Ha estudiado además las tribus indias del norte y el sur de América.

De vuelta a Francia, en vísperas de la Segunda Guerra Mundial, fue movilizado de 1939 a 1940. Abandonó este país y se trasladó a Estados Unidos, donde enseñó en la New School for Social Research (Nueva Escuela para la Investigación Social) de Nueva York, de 1942 a 1945.

Comprometido como voluntario en las fuerzas francesas libres, estuvo destinado en la misión científica francesa en los Estados Unidos. Fue uno de los fundadores de la Escuela Libre de Altos Estudios de Nueva York, de la que fue secretario general. En 1944 fue llamado a Francia por el ministerio de Asuntos Exteriores, pero al año siguiente regresó a Estados Unidos, para ocupar las funciones de consejero cultural en la embajada francesa. Dimitió de este cargo en 1948 para dedicarse a su trabajo científico.

En 1949 fue nombrado subdirector del Museo del Hombre y en 1950 director de estudios en la Escuela Práctica de Altos Estudios y catedrático de religiones comparadas de los pueblos sin escritura. Posteriormente fue nombrado profesor en el Colegio de Francia, donde ejerció como catedrático de antropología social, cátedra que ocupó desde 1959 y hasta su jubilación en 1982.

Transformó la etnología contemporánea

Claude Lévi-Strauss trasnformó la etnología contemporánea y elaboró un método original, aunando el método estructural y la aportación del psicoanálisis para interpretar los mitos, descubrir los grandes sistemas de pensamiento o explicar el funcionamiento social. Este fue el método usado para estudiar la organización social de las tribus de Brasil y la de los indios del norte y sur de América. Fue vital su encuentro en 1941 con el lingüista americano Roman Jakobson, tras lo que decidió aplicar el estructuralismo a los fenómenos humanos, comenzando por el parentesco.

Es autor de numerosos libros. En 1949 publicó 'Las estructuras del parentesco'; de sus expediciones por Brasil nació en 1955 su obra 'Tristes trópicos', considerado un texto fundamental de la etnología contemporánea. En 1958 apareció 'Antropología estructural'. En 1962 publicó 'El pensamiento salvaje', en 1964 'Lo crudo y lo cocido', en 1967 'De la miel a las cenizas'. También estudia los mitos en 'Mitologías', (1964-1971). En 1993 publicó 'Mirar, escuchar, leer'.

A lo largo de su carrera ha conseguido una gran popularidad, además de contar con el reconocimiento académico. En 1973 fue elegido miembro de la Academia Francesa, donde ocupa el asiento número 29, que anteriormente ocupó Henry de Montherlant. Está en posesión también de la Gran Cruz de la Legión de Honor, otorgada en 1992. Es además miembro extranjero de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, de la Academia Americana y del Instituto de Artes y Letras, también en Estados Unidos.

Doctor 'honoris causa'

Miembro de la Academia Británica, de la Academia Real de los Países Bajos y de la Academia Noruega de Letras y Ciencias, es además doctor "honoris causa" de las universidades de Bruselas (Bélgica), Oxford (Inglaterra), Chicago (Estados Unidos), Stirling (Escocia), Upsal, Montreal (Canadá), de la Universidad Nacional Autónoma de México, de la Universidad Laval de Quebec, de la Universidad Nacional del Zaire, de la Universidad Visca Bharati, de la India y de las universidades de Yale, Harvard, Johns Hopkins y Columbia, en Estados Unidos.

En 1966 recibió la medalla de oro y el premio de la Fundación Viking, otorgado por el voto internacional de la profesión etnológica; en 1967 le fue otorgada la medalla de oro del CNRS (Centre National de la Recherche Scientifique); en 1973 el premio Erasmo; en 1986 el premio de la Fundación Nonimo y en 1996 el premio Aby M. Warburg.

El 30 de marzo de 2005 fue galardonado con el Premio Internacional de Catalunya, que le entregó en París el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, el 13 de mayo de ese año. El 28 de noviembre de 2008, con motivo de su cien cumpleaños, recibió el homenaje del mundo de la cultura. La ministra francesa de Cultura, Christine Albanel, descubrió una placa en su honor en el museo Quai Branly de París. Por este mismo movtivo, se reeditó en castellano la visión de Octavio Paz sobre su obra.